Taller Sostenible, el modelo de futuro a seguir.

Los talleres de reparación son un pilar fundamental de la sostenibilidad.

La economía circular y la sostenibilidad se han convertido en líneas estratégicas a seguir por las principales organizaciones, tanto gubernamentales como empresariales. La concienciación social con el cuidado del medioambiente y el desarrollo de actividades de forma sostenible es necesaria si queremos proteger nuestro bienestar y el de las generaciones futuras. Todas las actividades que desarrollamos pueden acometerse desde la perspectiva de la sostenibilidad, y es aquí donde el taller de reparación juega un papel fundamental que ha de reconocerse dentro de la sociedad.

La preocupación y sensibilización por la sostenibilidad del planeta y de sus recursos afecta a todos los niveles de la organización mundial. La sociedad en su conjunto debe apoyarse en un nuevo orden en el que se reduzca el consumo de recursos, se implanten nuevas tecnologías más eficientes, se realicen ecodiseños de los productos cuyo ciclo de vida sea mayor y con menor gasto de recursos, y en el que se implante una sistemática de recuperación y reparación de equipos y productos, así como un reciclaje más eficiente de los residuos y de los desechos generados.

Economía lineal y circular

La economía lineal utilizada mayoritariamente hasta ahora es un modelo de producción basada en el consumo indiscriminado y en los ciclos de extracción de materias primas, de su utilización en la creación de productos y servicios, y en la eliminación final de estos. Este tipo de economía basado en el concepto de “producir, usar y tirar”, no ha tenido en cuenta el agotamiento que se está produciendo de los recursos naturales. En su lugar, y como alternativa sostenible y de futuro, surge el concepto de la economía circular, un modelo de producción basado en la reducción del consumo de materias y de energía, en la reparación y reutilización de los productos para utilizarlos con mayor eficiencia y durante más tiempo; y una vez llegado el final de su ciclo de vida y su eliminación, un reciclaje maximizado de los residuos generados. Una economía sostenible que representa a la nueva sociedad.

Es en el concepto de economía circular donde surge el papel clave de los talleres de reparación de vehículos. Uno de los pilares fundamentales de este modelo es la reparación y reutilización de los productos para alargar su vida útil. Así pues, con cada reparación realizada en un taller de vehículos, se está contribuyendo a mejorar la sostenibilidad de este modelo productivo.

Para los talleres el concepto de sostenibilidad se presenta como una oportunidad estratégica a seguir. El entorno empresarial se está alineando hacia un futuro en el que la sostenibilidad será un factor clave para las nuevas líneas de negocio e inversores. El taller comprometido con la sostenibilidad será el taller del futuro, un taller concienciado y que camina alineado con los principios de la economía circular y de los nuevos intereses de la sociedad y, por lo tanto, de sus clientes. 

Cómo ser un Taller sostenible

Los talleres de reparación de vehículos pueden contribuir con su actividad al desarrollo de esta economía circular. Para ello, se debe definir e implantar una política estratégica en el taller que gire en torno a cuatro principios básicos: Reducción, Reparación, Reutilización y Reciclaje

Reducción

Reducir el consumo de materiales y energía utilizados no sólo contribuye a la sostenibilidad, sino a la eficiencia productiva del propio taller, aumentando su rentabilidad. La reducción de las emisiones contaminantes producidas en el desarrollo de las actividades de reparación es imprescindible para contribuir a la conservación del medioambiente.

La tendencia del mercado adaptada al criterio de la sostenibilidad es ofrecer productos y materiales con mayor eficiencia, usados en menor cantidad, que precisan de tiempos de secado cada vez más cortos y a temperatura ambiente, que reducen el consumo de energía para el secado, así como productos con menor impacto ambiental de bajo contenido en VOC, o fabricados con materias primas renovables.

La economía circular es la alternativa a la economía lineal basada en el consumo indiscriminado de recursos.

De la misma forma, existe un desarrollo por parte de los fabricantes para ofrecer equipos y herramientas con tecnologías que reducen el consumo de energía como los compresores de tornillo con regulación variable, los sistemas inverter aplicados a diferentes equipos como las cabinas de pintura, equipos de soldadura, etc. Las cabinas de pintura con quemadores de gas o de paneles endotérmicos además de reducir el consumo, emiten menos contaminantes a la atmósfera. La instalación de iluminación LED, el control de la iluminación con temporizadores o su zonificación eficiente también reducen el consumo energético.

El uso de energías renovables es otra de las medidas que las empresas concienciadas con la sostenibilidad pueden tomar. En el mercado existen compañías eléctricas que ofrecen la contratación del 100% de energía procedente de fuentes renovables. La autogeneración de energía a través de la instalación de paneles solares o fotovoltaicos es otra opción que, además del beneficio medioambiental, produce un importante ahorro energético.

Un plan de mantenimiento y revisión de los equipos garantizará el correcto funcionamiento de estos y su eficiencia. En este plan es importante incluir la renovación de los filtros de los equipos con la frecuencia necesaria para que cumplan su función. El cambio de filtros de cabina de pintura y zonas de preparación de pintura, además de garantizar su eficiencia, reduce la emisión de contaminantes.

Dentro de este principio de reducción se puede incluir el fomento de buenas practicas internas en el personal del taller, para realizar un consumo responsable y sostenible de los recursos materiales y energéticos, así como la promoción de la movilidad sostenible hacia el uso de vehículos más eficientes y menos contaminantes como los eléctricos, hidrógeno, o de combustibles alternativos (bi-fuel), o el uso del transporte público o de los vehículos de movilidad personal.

El taller de reparación en un elemento clave en la cadena de recuperación de un producto tan complejo como el automóvil.

Reparación y Reutilización

Los talleres ayudan a aumentar la vida útil del vehículo y de los elementos que lo forman, desde cada pieza que se repara frente a una sustitución por un nuevo recambio.  El taller que invierte en herramientas y equipamiento que facilita las diferentes técnicas de reparación, está contribuyendo a mejorar su capacidad para reparar los distintos tipos de siniestros de vehículos, tanto en magnitud del golpe como herramientas para trabajar los distintos materiales: acero, plásticos, aluminio o lunas. La formación, cualificación y actualización de los técnicos en las labores de reparación y en las diferentes tecnologías introducidas en los vehículos permitirán realizar reparaciones de calidad y más eficientes.

La posibilidad de reutilización de piezas reacondicionadas o de segunda mano garantizadas, en determinados siniestros y con el acuerdo del cliente ayudará, sin duda, a la reducción del consumo de piezas de recambio nuevas.

Reciclaje

Todos debemos comprometernos más con el reciclaje, el medioambiente debe cuidarse y los residuos generados deben ser gestionados adecuadamente para que puedan ser reciclados el mayor número posible de materiales, y puedan incorporarse de nuevo, al sistema de la economía circular.

Las diferentes actividades de reparación del taller de vehículos generan una cantidad importante de residuos que deben gestionarse adecuadamente. En la actividad de carrocería encontramos plásticos (paragolpes), vidrio (lunas) y chatarra (acero, aluminio); en la actividad de pintura desde polvos de lijado, distintos filtros de cabinas y planos aspirantes, papel y film de enmascarado, envases contaminados, restos de disolventes y pinturas; en la actividad de mecánica, neumáticos, baterías, aceites usados y filtros, diferentes líquidos refrigerantes, anticongelantes, de frenos, absorbentes contaminados, catalizadores, etc. Todos estos residuos deben ser separados y almacenados en contenedores adecuados que impidan que puedan filtrarse elementos contaminantes al suelo.

La gestión de residuos debe hacerse a través de gestores autorizados que recogen los residuos en los talleres y los entregan a los centros de tratamiento autorizados para reciclarlos correctamente y recuperar aquellos materiales viables para su entrada en nuevos ciclos de producción como materia prima reciclada. 

Es importante la concienciación del taller y sus empleados respecto a este aspecto, para que todos los residuos generados en el taller sean tratados adecuadamente y no se depositen en lugares inadecuados generando contaminación medioambiental.

Conclusión

Los talleres de reparación de vehículos juegan un papel muy importante dentro del nuevo modelo de la economía circular, un modelo de producción basado en la sostenibilidad de los recursos del planeta. Un nuevo modelo de sociedad en el que los materiales, la energía, los residuos y los productos se reparan y se reciclan, usando los recursos con la mayor eficiencia posible, y en el que todos hemos de tomar conciencia del valor que podemos aportar, para contribuir a mantener el bienestar de las generaciones futuras.

El taller sostenible busca una mayor eficiencia en los trabajos de reparación de vehículos.

Deja una respuesta