Taller CZ, certificación de calidad específica para talleres.

El reconocimiento de las empresas a través de las certificaciones es un símbolo de distinción.

En un mercado donde las empresas se esfuerzan por ofrecer los mejores servicios a sus clientes, comprometiéndose con la calidad y la mejora continua, surge la necesidad de distinguirse y marcar la diferencia frente a otros competidores. Las certificaciones en calidad otorgadas por entidades externas experimentadas como Centro Zaragoza ayudan a los talleres no sólo a distinguirse, sino a mejorar sus procesos de gestión y de reparación, alcanzando mejores resultados empresariales.  

Las empresas pueden adoptar diferentes políticas de negocio. Según el contexto en el que se encuentren, pueden estar alineadas con la reducción de precios, la obtención de mayor beneficio, pueden incluir aspectos medioambientales, de marketing, de calidad o satisfacción del cliente, etc. Establecer una política satisfactoria, jugando con los distintos parámetros no es una tarea fácil.

Los talleres como pequeñas o medianas empresas también adoptan sus políticas y dirigen sus acciones para gestionar y controlar sus procesos y recursos. Las políticas basadas en la calidad ayudan a mejorar los servicios prestados a los clientes, a lograr su satisfacción, así como mejorar los resultados obtenidos.

Una forma de identificar a aquellos talleres alineados con la calidad es a través de las certificaciones. Las certificaciones o sellos de calidad son un instrumento utilizado por las empresas para demostrar su implicación con la calidad y su motivación para mejorar sus servicios. Centro Zaragoza, como instituto investigador reconocido en el sector de la reparación de vehículos, dispone de varios esquemas de certificaciones específicos para las actividades desarrolladas por los talleres de reparación. Estas certificaciones se han diseñado en base a cada especialidad y en la gestión del servicio prestado al cliente con el objeto de asegurar su compromiso con la calidad y la mejora continua.

La adecuación del taller a los requisitos de certificación CZ contribuye a mejorar su gestión de los recursos y de los servicios prestados.

Los esquemas de certificación son los siguientes:

Carrocería y Pintura.

Con las especialidades de carrocería exterior, estructural (trabajos en bancada), pintura, lunas y reparación de aluminio. Según el nivel de requisitos cumplidos el taller puede alcanzar 3, 4 ó 5 estrellas.

Servicio VE certificado.

Manipulación y reparación de vehículos eléctricos e híbridos con tres niveles según la capacitación del taller. Nivel I para trabajos no electrotécnicos, nivel II para trabajos sin alta tensión y nivel III para trabajos con alta tensión.  

Instalación y reparación de lunas.

Para talleres especializados en este tipo de servicios.

Taller responsable frente al Sars-CoV-2.

Con adopción de medidas adecuadas para minimizar el riesgo de contagio.

La certificación CZ garantiza un compromiso del taller con la calidad.

Requisitos de certificación

Los diferentes esquemas de certificación se fundamentan en la verificación del cumplimento de los requisitos de certificación definidos por Centro Zaragoza para cada una de las variantes.

Estos requisitos se definen en base a la experiencia técnica de Centro Zaragoza y se engloban en dos grandes grupos, “área de gestión o requisitos administrativos” y “área de técnica o procesos operativos de reparación”.

Dentro del área de gestión y para todos los esquemas de certificación existen unos requisitos comunes relativos a:

  • Trámites administrativos de inicio de actividad y su legalidad.
  • Estructura organizativa de la empresa.
  • Gestión documental del servicio (presupuesto, resguardo de depósito, orden de trabajo, pedido o compras, factura, …)
  • Requisitos medioambientales específicos a la actividad sobre la generación de residuos inertes, tóxicos y peligrosos, su gestión, almacenamiento y tratamiento.
  • Seguridad y salud laboral de los trabajadores, evaluación de riesgos laborales y acciones preventivas a tomar.

Dentro del área de técnica los requisitos comunes son relativos a:

  • Personal y su cualificación según puesto de trabajo, funciones, responsabilidades y formación.
  • Áreas de trabajo, su distribución, localización en el taller, identificación y tamaño debe ser adecuado a la actividad desarrollada.
  • Las instalaciones del taller como, sistema eléctrico, ventilación, iluminación e incendios, deben cumplir las normativas y reglamentaciones que le sean aplicables.
  • Los procesos técnicos de trabajo desarrollados por el taller deben ser conformes a los métodos de sustitución y reparación marcados por los fabricantes de los vehículos, y de los productos y equipos empleados. Algunos de estos procedimientos operativos deben estar escritos e implantados. Además, debe llevarse a cabo un control y seguimiento de la calidad en las intervenciones realizadas.
  • El equipamiento y herramientas disponibles en el taller para el desarrollo de las actividades debe ser suficiente y adecuado. Los talleres deben disponer de un equipamiento mínimo individual para cada trabajador según su puesto de trabajo y de un equipamiento colectivo.

Además de estos requisitos, para cada esquema de certificación existen unos aspectos exclusivos que se analizan y evalúan con mayor nivel de exigencia.

En la especialidad de Carrocería y Pintura, destaca que el equipamiento como máquinas de soldadura MIG/MAG y resistencia eléctrica por puntos, la cabina de pintura, la sala de mezclas, las lavadoras de pistolas, la bancada con sistema de medida tridimensional o la herramienta específica para aluminio, deben cumplir unas características técnicas definidas.

En las intervenciones sobre vehículos eléctricos (VE), la formación del personal en la manipulación segura del vehículo eléctrico/híbrido y el equipamiento de protección personal y colectivo es fundamental para trabajar con seguridad, así como las normas preventivas adoptadas por el taller para evitar los riesgos que se derivan de la intervención sobre este tipo de vehículos.

Proceso de certificación de talleres de Centro Zaragoza

En la instalación y reparación de lunas, el proceso operativo debe ser riguroso y los productos utilizados ser adecuados, así como incluir un correcto proceso de calibración de las cámaras de los sistemas ADAS.

Los talleres responsables frente al Sars-CoV-2, deben establecer e implantar un protocolo de recepción, desinfección y entrega del vehículo con las medidas de desinfección que reduzcan el riesgo de contaminación.

Proceso de certificación

El proceso comienza con la solicitud de certificación en la especialidad que desee el taller. Esta solicitud puede hacerse a través de la página web de Centro Zaragoza o contactando directamente con nuestro servicio de certificación.

A través de nuestra plataforma online, el taller rellena un cuestionario basado en el cumplimiento de los requisitos de certificación e introduce sus datos adjuntando la documentación y fotografías correspondientes como evidencia del cumplimiento de requisitos.

Una vez cumplimentado este cuestionario, el equipo de Centro Zaragoza revisa el cuestionario y elabora el informe de auditoría. Si el informe presenta desviaciones frente al cumplimiento de los requisitos de certificación, el taller debe elaborar un plan de acciones correctivas para la eliminación de las desviaciones.

Con o sin plan de acciones correctivas, el Comité Técnico de certificación de Centro Zaragoza es quién emite la resolución a la vista de los informes y documentos presentados por el taller. Si la resolución es satisfactoria se concede la certificación y el derecho al uso de la imagen de Taller certificado CZ. A partir de este momento el taller puede hacer uso de la imagen de marca concedida y Centro Zaragoza publicita la certificación a través de sus medios de comunicación.

La certificación otorgada se ratifica, o no, a través de una auditoría presencial realizada a las instalaciones del taller, en la que se comprueba la veracidad del cumplimiento de los requisitos de certificación.

El sistema de certificación de talleres Centro Zaragoza es un proceso continuo en el tiempo, que implica el cumplimiento de los requisitos durante todo el período de vigencia de la certificación, para ello se programan y se realizan periódicamente auditorías de revisión al taller.

La información y datos sobre los talleres y las certificaciones y especialidades obtenidas se encuentran disponibles y actualizadas en la web de Centro Zaragoza.

Actualmente, los diferentes esquemas de certificación de Centro Zaragoza ofrecen al taller una fórmula para demostrar a sus clientes y al sector su compromiso con la calidad y la mejora continua, así como su especialización en determinados servicios. La certificación CZ es un símbolo de calidad, confianza y competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − trece =