Formación y agilidad de adaptación, claves para la profesión de perito

Estamos viviendo una época incierta y compleja, llena de transformaciones, en la que conceptos como la digitalización, la movilidad, o incluso, la inteligencia artificial, forman parte de nuestras vidas. El sector pericial, como sector de prestación de servicios, no es ajeno a estas transformaciones y se ve afectado de forma muy directa en su trabajo diario, razón por la cual el perito ha de ser lo suficientemente ágil para adaptarse a este entorno, haciendo una lectura adecuada de su futuro, y afrontándolo con una actualización constante de sus conocimientos.

Las funciones del perito son técnicas, así pues, en un proceso de transformación provocado por la implantación de nuevas tecnologías en sectores como el del automóvil, se hace mucho más necesaria su labor como especialista que asiste técnicamente al cliente, para determinar las causas, circunstancias y consecuencias de un siniestro. Así pues, la figura del perito que demuestre que está preparado para afrontar estos retos, continuará siendo clave para la fidelización del cliente, sobre todo en siniestros que, por su complejidad o cuantía, sean relevantes.

No cabe duda que las nuevas tecnologías han cambiado el trabajo de peritación tradicional, pero no más de lo que ya lo cambiaron otras herramientas anteriores. Por mucho que cambien las herramientas y las metodologías, el perito sigue siendo necesario. Es más, han generado oportunidades para todos aquellos peritos que han sido capaces de adaptarse con la suficiente agilidad a lo que el cliente y el mercado están demandando. Control de calidad de reparaciones, detección de fraude o ciberseguridad son otros campos en los que el perito de seguros también será un referente en el futuro.

El futuro es una sucesión continua de retos, los cuales conviene abordar con la máxima capacidad de reacción. Para ello, el conocimiento es clave, y la forma de llegar a él es a través de la formación. La sociedad del conocimiento en la que nos encontramos genera mucha información, y la clave del éxito radica en ser capaces de manejarla y aprovecharla. En Centro Zaragoza llevamos más de 30 años acompañando a los peritos de seguros en estas tareas, y estamos convencidos que seguiremos 30 años más, proporcionándoles el conocimiento que les permita su especialización, como herramienta clave para afrontar el futuro.