Ubicación y localización de puntos de recarga para coches eléctricos

Con el objetivo de facilitar a los conductores de vehículos eléctricos la identificación de la ubicación de los cargadores de acceso público, así como el conocimiento de las características de los mismos, se aprobó en abril de este año la instrucción que regula la señalización de los puntos de acceso público para la recarga de vehículos eléctricos. En junio de este año se ha aprobado, también, la reforma del Código Técnico de la Edificación para facilitar el despliegue de la infraestructura de recarga como medida para impulsar definitivamente el vehículo eléctrico en España.

El número de puntos de recarga de acceso público para coches eléctricos va aumentando de forma progresiva, y se espera que el ritmo aumente considerablemente este año y el que viene. No obstante, estamos todavía muy lejos de disponer de una red de recarga eléctrica comparable a la extensa red de gasolineras, que nos habían acostumbrado a no tener que planificar los repostajes de nuestro vehículo, porque prácticamente en cualquier ruta podemos encontrar dónde hacerlo cuando nos surja la necesidad. En el caso de los vehículos eléctricos esto, evidentemente, no es así, y probablemente pasen muchos años antes de que esto ocurra. Así pues, la planificación de un viaje con un vehículo eléctrico debe incluir la previsión de las paradas para recargar el vehículo antes de ponernos en ruta. No está de más, sin embargo, facilitar la identificación de cualquier punto de recarga de acceso público en ruta, lo cual añade confort, posibilidad de modificar lo inicialmente planificado o resolver cualquier imprevisto en ruta que hubiera alterado la autonomía inicialmente estimada.

Con este objetivo, la Ley 7/2021, de 20 de mayo, sobre cambio climático y transición energética, establecía en su artículo 15 que “El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Ministerio del Interior incorporarán en el Catálogo oficial de señales de circulación las señales necesarias para que las personas usuarias puedan identificar la ubicación y principales características de los puntos de recarga en las vías. Ambos departamentos y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico acordarán el contenido e imagen de dichas señales”.

Ante la necesidad, por tanto, de acometer la señalización de los puntos de recarga eléctrica ya instalados en nuestras carreteras y vías urbanas, los mencionados departamentos han acordado el formato de la señal para identificar su ubicación. También resultaba necesario disponer del correspondiente pictograma de vehículo eléctrico, para su utilización cuando sea preciso especificar que el alcance de la señalización se refiere a esta tipología de vehículos.

Por las anteriores razones, la Dirección General de Tráfico -DGT- publicó el pasado 7 de abril la instrucción MOV 2022/12, que entraba en vigor al día siguiente y establecía los pictogramas de señalización de puntos de recarga, así como el pictograma de señalización de vehículo eléctrico, y los incorporaba a su catálogo oficial de señales de circulación:

Pictograma de la señalización de los puntos de recarga en las vías

Los puntos de recarga se señalizarán en las vías con las señales cuyo pictograma y significado se indican a continuació

Surtidor de carburante y estación de recarga eléctrica.

Indica la situación de un surtidor o estación de servicio de carburantes con disponibilidad de estación de recarga eléctrica.

Estación de recarga eléctrica.

Indica la situación de una estación de recarga eléctrica.

Surtidor de carburante, GLP y estación de recarga eléctrica.

Indica la situación de un surtidor o estación de servicio de carburantes con disponibilidad de gas licuado de petróleo (GLP) o autogás y estación de recarga eléctrica.

Pictograma de señalización de vehículo eléctrico

Se utilizará cuando sea necesario indicar que el alcance de la señalización se refiere a este tipo de vehículos.

La aplicación de esta nueva señalización, tal y como aclara la DGT, será progresiva, es decir, no será necesario sustituir las señales ya instaladas para su adaptación a esta instrucción, sino que a medida que las señales existentes vayan siendo renovadas, debido a su estado de conservación, se irán cambiando por las nuevas.

Volviendo a la planificación del viaje antes de ponernos en ruta, resulta útil conocer la existencia de los diferentes métodos que actualmente existen para identificar la ubicación de los puntos de recarga de acceso público. Empezando con los que resultaría recomendable que consultásemos desde el ordenador de nuestra casa, antes de comenzar el viaje, que principalmente son dos, probablemente los más conocidos: Electromaps y Google Maps.

Electromaps es una web especializada en puntos de recarga, en la que podemos consultar la ubicación y las características de los cargadores instalados no solo en España, sino en todo el mundo. Cada uno de los puntos está clasificado en función de su estado en tiempo real o el estado reportado por los usuarios.

Google Maps también ofrece información sobre puntos de recarga para coches eléctricos, accediendo a través del popular buscador, por ejemplo, con las palabras “puntos recarga vehículo eléctrico” nos mostrará un listado de cargadores que podremos ordenar según diferentes criterios, como la distancia a nuestra actual ubicación, que puede ser muy útil incluso una vez iniciada la ruta. En la información de cada punto podremos consultar también la valoración que le han dado los usuarios, el número de cargadores disponibles y el tipo de conexión, así como la potencia de los mismos.

Existen también aplicaciones móviles o apps que permiten ubicar con precisión los puntos de recarga para coches eléctricos disponibles en nuestro área de residencia o a lo largo de la ruta que vayamos a realizar. Entre las más utilizadas actualmente destacan:

  • AMB-Electrolineras: el área metropolitana de Barcelona ofrece puntos de recarga públicos y con su App se puede acceder a ellos.
  • Charge and Parking: permite consultar la ubicación de los cargadores asociados al servicio, así como reservar uno y controlar el proceso de recarga desde el móvil.
  • Charge Map: ofrece información de los puntos de recarga de todo el mundo y permite también conocer la opinión de sus usuarios, con datos actualizados de forma muy frecuente.
  • Electro-EMT: equivalente en Madrid a la app del área metropolitana de Barcelona.
  • Electromaps: dispone de una de las aplicaciones móviles más completas, en la que se puede filtrar por puntos de recarga gratuitos y de pago, además de consultar comentarios de los usuarios.
  • Google Maps: aplicación muy completa y con una muy interesante funcionalidad, que indica la ruta a seguir hasta cada punto de recarga.
  • Next Change: en la que los usuarios se encargan de actualizar la información que ofrece la aplicación en todo el mundo.

Son, por tanto, muchas las maneras de encontrar puntos de recarga públicos en España, pero lo cierto es que los usuarios que vayan a adquirir un vehículo eléctrico deberían también poder instalar un cargador en sus domicilios o en los parkings en los que estacionen habitualmente sus vehículos. Para facilitar la posibilidad de que todos los usuarios puedan disponer de un punto de recarga para su vehículo eléctrico, el Consejo de Ministros aprobó, el pasado 14 de junio, el Real Decreto de modificación del Código Técnico de la Edificación (CTE), que tiene entre sus objetivos facilitar el despliegue de la infraestructura de recarga para impulsar la difusión del vehículo eléctrico en España.

El mencionado CTE incluye una nueva sección del “Documento Básico de Ahorro de Energía” en la que se fija la dotación mínima de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos con la que deben contar los edificios nuevos y las intervenciones en edificios existentes de determinada entidad. Estas exigencias son diferentes, en función de que los edificios se destinen a un uso residencial privado o a otros usos distintos de éste:

  • Para los edificios de uso residencial privado, con más de 20 plazas de aparcamiento, este Real Decreto exige canalizaciones que sirvan como preinstalación de las infraestructuras de recarga para el 100% de las plazas de aparcamiento.
  • Para los edificios de usos distintos al residencial privado, con más de 10 plazas de aparcamiento, la norma exige canalizaciones que sirvan como preinstalación de las infraestructuras de recarga para el 20% de las plazas de aparcamiento, así como la instalación de un punto de recarga cada 40 plazas o fracción.
  • La exigencia de puntos de recarga se eleva a un punto de recarga cada 20 plazas o fracción para los edificios que pertenezcan a la Administración General de Estado.

Todas estas medidas se suman a la estrategia para la transición hacia la movilidad eléctrica, que permita cumplir con los objetivos climáticos y medioambientales establecidos por el gobierno español, en su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030. Este ambicioso plan de descarbonización tiene unos objetivos concretos de electrificación del transporte por carretera en España para 2030: cinco millones de vehículos eléctricos, incluidos coches, furgonetas, motocicletas y autobuses.

Deja una respuesta