Tipos de elevadores en el taller de carrocería

En la actualidad es muy importante tener en cuenta las necesidades de los técnicos en cuanto a su puesto de trabajo, de forma que puedan realizar sus labores de un modo seguro y de manera cómoda, factores que a su vez incidirán también en que la reparación se pueda llevar a cabo más rápidamente. Uno de los equipos que facilitan esta labor en el taller de carrocería es el elevador de vehículos.

El elevador de vehículos es una herramienta indispensable en el taller, aunque a veces puede pasar desapercibido por ser habitual. Permite trabajar de forma cómoda y segura, ya que con él se consigue situar el vehículo, rápida y sencillamente, a una altura conveniente, para que el técnico pueda trabajar adecuadamente, evitando posiciones incomodas.

En este artículo se van a describir los principales tipos de elevadores de vehículos disponibles para el taller de carrocería.

En el mercado existen multitud de tipos de elevadores para automóviles, y por su configuración se pueden clasificar en los siguientes:

Elevador de 2 columnas.

– Elevador de 4 columnas.

– Elevador de cilindro.

– Elevador de tijera.

– Elevador móvil o portátil.

A la hora de seleccionar para el taller un tipo de elevador u otro hay muchos factores para tener en cuenta, y los más destacables son:

– Carga máxima prevista a elevar.

– Altura de elevación.

– Espacio de maniobra necesario alrededor del vehículo.

– Operaciones a realizar en el vehículo.

– Espacio disponible en el taller.

– Seguridad de uso.

– Sistema de propulsión (hidráulico, neumático, eléctrico, mecánico).

– Uso esporádico o intensivo ….

Uno de los principales factores es la carga máxima prevista a levantar, no es lo mismo subir un coche pequeño que tener que levantar un furgón o un vehículo industrial.

Los elevadores más utilizados en la sección de carrocería son tanto el elevador de tijera como el elevador de dos columnas, gracias a sus buenas características para trabajar con ellos.

También es importante saber qué tipo de operaciones se van a realizar sobre el vehículo, por ejemplo, si se necesita que las ruedas estén libres o no, si es necesaria una total libertad alrededor del vehículo (un gran espacio de maniobra), o si se deben realizar trabajos en la zona baja del vehículo, o incluso a la altura a la que se quiere elevar el vehículo.

Respecto a los elevadores portátiles, estos nos permiten desplazarlos a la zona del taller en la que son necesarios, y una vez acabado el trabajo, se pueden recoger, y dejan el espacio libre. Sin embargo, este tipo de elevadores generalmente tiene una altura de elevación menor que un elevador anclado al suelo.

A continuación, se van a describir las principales características de los diferentes tipos de elevadores.

Elevador de tijera

En este caso, el vehículo se eleva mediante un mecanismo de tijera, que puede ser de simple o doble tijera y el vehículo se apoya sobre una plataforma, o un par de plataformas.

Como el sistema queda debajo del vehículo, una de las principales ventajas de este tipo de elevador es que permiten acceso alrededor de todo el vehículo, y también a gran parte de los bajos del mismo.

Se puede diferenciar entre dos tipos, los que disponen de plataformas de mayor longitud y elevan el vehículo apoyado en sus ruedas, y los de plataformas más pequeñas, que dejan libre las ruedas.

En su posición inferior, estando recogido, el elevador de tijera queda ligeramente por encima del suelo o incluso a ras de superficie si está encajado en el suelo. De este modo el área de trabajo queda libre sin ningún impedimento cuando no es necesaria su utilización. Permitiendo una mayor versatilidad del área de trabajo cuando no es necesario el elevador.

Elevador de tijera con plataforma Martech Car.

Este tipo de elevadores se utiliza también en muchas minibancadas.

Un inconveniente de este tipo podría ser que cuando el elevador está en una posición elevada, el mecanismo de tijera queda debajo de la parte central del vehículo, limitando el trabajo en esta zona.

Elevador de doble tijera de Martech Car.

Elevador de 2 columnas

El elevador de dos columnas dispone de dos columnas y dos brazos móviles, en los que se apoyan los estribos del vehículo, y este se eleva por medio de un sistema de tornillo sinfín.

Estas columnas dificultan el trabajo en los laterales del vehículo, sobre todo en la zona de las puertas, pero por el contrario queda completamente libre la parte delantera del vehículo, la trasera y también la zona inferior. Así mismo, también permite un fácil acceso a las ruedas, ya que estas quedan libres.

En este tipo de elevadores cuando el vehículo esta levantado, hay muy buen acceso a toda la zona inferior del vehículo.

Elevador de 4 columnas

Estos elevadores disponen de 4 columnas, una en cada extremo, que elevan el vehículo por medio de un sistema de tornillo sinfín y en este caso mediante unas plataformas en las que apoyan las ruedas. Suelen tener una mayor capacidad de carga que los anteriores.

Permiten un mejor acceso a la zona lateral central que los de dos columnas. Sin embargo, los de dos columnas dan mejor acceso a la parte delantera y trasera.

Elevador de cilindro, o subterráneo

El elevador de cilindro, o subterráneo, está compuesto por un cilindro hidráulico enterrado en el suelo que mediante una plataforma levanta el vehículo. Queda oculto en el suelo cuando no se utiliza. Su mayor inconveniente es que necesita una mayor obra para su instalación.

El elevador de vehículos es una herramienta indispensable en el taller, que permite al técnico trabajar de forma cómoda, rápida y segura, al poder situar el vehículo a una altura conveniente.

Elevador portátil

Los elevadores portátiles permiten desplazarse por dentro del taller, y liberar espacio cuando no son necesarios, aunque suelen levantar una menor altura que los fijos. Se puede diferenciar entre varios tipos:

– Elevador de tijera móvil basculante.

– Elevador móvil de una rueda o de lateral.

– Elevador móvil neumático de tijera

– Elevador de 1 columna móvil / portátil

– Elevador de columnas portátiles, individual por rueda para vehículo.

Elevador de una columna portátil de Martech Car.

Elevador de tijera móvil basculante


Permite levantar la parte delantera o la trasera del vehículo por medio una pequeña plataforma que permite la basculación. Se eleva por medio de un sistema de tijera con tornillo sinfín accionado en este caso por un taladro.

Elevador de tijera móvil basculante de Seicar.

Elevador de 1 columna móvil o portátil de vehículo

En este caso es un elevador de tornillo sinfín, tipo al de dos columnas, pero con una sola columna y con unos brazos más largos. Este elevador es también portátil, aunque más pesado, pero permite levantar más altura que los portátiles anteriores.

Elevador móvil neumático de tijera

En este caso la elevación se consigue gracias a unas balonas neumáticas y al sistema de tijera. En este tipo de elevador se consigue fácilmente subir el vehículo para facilitar los trabajos de reparación. Además, algún modelo dispone también de unas ruedas accesorio que permiten trasladar un vehículo dañado, desplazarlo por el taller.

Elevador de tijera móvil neumático de Astra.

Elevador portátil de rueda o lateral

Es un pequeño elevador que permite levantar el vehículo del lateral o de una rueda de forma sencilla. Es un sistema muy práctico que levanta el vehículo por medio de sistema de tornillo sinfín accionado por una bomba hidroneumática.

Elevador portátil Martech Car.

Elevador de columnas portátil

Individual por rueda para vehículo industrial, dispone de sistema de elevación mediante tornillo sinfín, y se tratan de columnas individuales con comunicación inalámbrica entre ellas. El número de columnas a utilizar depende de las ruedas que tenga el vehículo industrial a elevar.

Finalmente, hay que indicar que los elevadores más utilizados en la sección de carrocería son tanto el elevador de tijera como el elevador de dos columnas, gracias a sus buenas características para trabajar con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cinco =