Nuevos productos UV-A Glasurit para el proceso de reparación

Secado a la velocidad de la luz

Glasurit, la marca premium de pintura de repintado de BASF, presenta una nueva e innovadora gama de productos UV-A que secan más rápido, utilizan menos energía y producen menos residuos que los procesos actuales. El rendimiento es más rápido y la dureza general, la durabilidad y la resistencia química también son mayores. La diversa gama de productos incluye masilla para carrocería A-B-87, imprimación A-U-86 y imprimación A-U-87s. Todo se suma a menos emisiones de CO2 con una productividad mucho mayor que Glasurit llama #EcoEficiencia.

“Actualice a un taller de carrocería más ecológico y rápido con la nueva y completa gama de productos de Glasurit basada en la tecnología UV-A que proporciona formas más rápidas, limpias y seguras de completar las reparaciones. UV-A ofrece tiempos de secado hasta un 25% más rápidos, por lo que sus trabajos se realizan a la velocidad de la luz y al mismo tiempo reducen el consumo de energía”, ha dicho Mirko Arnold, vicepresidente de Global Technology Automotive Refinish Coatings BASF Coatings.

Ahorra energía con reparaciones más eficientes

Las revolucionarias soluciones UV-A de Glasurit proporcionan tiempos de secado hasta un 25% más rápidos que cualquier otra fuente de secado utilizada en los talleres de hoy en día. Sumado a esto, la tecnología UV-A ofrece una mejor dureza, durabilidad y resistencia química en comparación con los productos convencionales. Además, no hay necesidad de mezclar endurecedores en los productos, lo que añaded un ahorro adicional en tiempo y dinero.

EcoEficiencia excepcional

En general, la tecnología UV-A consigue una gran reducción en las emisiones de VOC y CO2 en el proceso de secado, lo que hace que sea más seguro y fácil de usar para los talleres y es mucho mejor para el medio ambiente.

Velocidad incrementada

UV-A significa que ahora puedes secar literalmente a la velocidad de la luz. A diferencia del horno y el secado infrarrojo, UV-A es increíblemente rápido y el proceso de secado genera temperaturas superficiales mucho más bajas.

Consumo de energía reducido

UV-A no requiere altas temperaturas para secar un producto, utilizando en promedio un 50% menos de energía en cada trabajo. Esto reduce aún más los tiempos del proceso de reparación, ya que reduce enormemente la fase de enfriamiento y permite a los pintores pasar directamente a la siguiente etapa de la reparación, aumentando el rendimiento hasta en un 40%. También evita que los parachoques de plástico se deformen durante la etapa de secado, debido a las temperaturas superficiales mucho más bajas.

Seguridad del pintor incrementada

La tecnología UV-A mejora la seguridad del pintor. Las lámparas de secado UV están equipadas con un filtro para bloquear los rayos UV-B y UV-C, por lo que solo se emiten longitudes de onda UV-A, la más segura de las tres longitudes de onda.