Euro NCAP: Evaluaciones en conducción asistida

Durante el año 2018 Euro NCAP llevó a cabo una campaña en la que se evaluaron distintos sistemas de conducción asistida disponibles en el mercado. Se observó que, lejos de conseguir lo que algunas marcas prometían, estos sistemas no podían reemplazar al conductor y tan solo proporcionaban asistencia en circunstancias muy específicas.

Para estandarizar y evaluar las designaciones empleadas por los distintos fabricantes en este campo, Euro NCAP ha definido un protocolo por el que, de manera totalmente voluntaria, se puntúa la eficacia de estos sistemas de asistencia.

Novedades introducidas en 2020

La tecnología de asistencia en carretera es uno de los primeros pasos hacia la conducción autónoma. La combinación del mantenimiento de carril (LKA) y del control de crucero adaptativo (ACC) permite que el vehículo se mantenga dentro de las líneas de carril, respetando la distancia con el vehículo que le precede.

Para garantizar la neutralidad de estos sistemas y corroborar su funcionamiento, Euro NCAP ha desarrollado una nueva serie de evaluaciones, basada en dos pilares fundamentales:

·Competencia en asistencia, que buscan un equilibrio entre la implicación del conductor y el sistema de asistencia a la conducción.  

· Sistemas de seguridad adicionales, que analizan cómo estos sistemas actúan cuando nos encontramos en situaciones potencialmente peligrosas en las queel conductor no ha intervenido.

Los vehículos se ensayan en escenarios que reproducen situaciones críticas en la carretera, como cuando nos aproximamos a un vehículo que se encuentra circulando a una velocidad inferior o cuando un vehículo irrumpe repentinamente en nuestro carril de circulación.

Vehículo equipado con sistema ACC (Control Adaptativo de Crucero).

Los mensajes luminosos o señales sonoras que advierten al conductor de estas situaciones son también evaluados, al igual que la información que el fabricante proporciona sobre estos.  

La combinación de todos los resultados anteriores proporciona una valoración global del vehículo, representada a través de cuatro niveles de intensidad.

Competencias de asistencia: Implicación del conductor y asistencia de vehículo

La competencia de asistencia busca garantizar que el nivel de asistencia ofrecido por el vehículo se corresponde con la percepción que tiene del mismo el conductor. Además, se evalúa la capacidad del sistema en mantener implicado al conductor.

Implicación del conductor

Los siguientes aspectos son analizados:

· Información al consumidor: el nombre o la información debe ser clara y que no lleve a engaños, designando el sistema y su propósito. Debe evitarse la palabra “auto” en el nombre.

Asistencia a la conducción: posibles puntuaciones.

· Estado del sistema: el conductor debe saber, mediante señales acústicas, visuales o táctiles, si el sistema está activado o desactivado.

· Control del conductor: para confirmar que el conductor sigue participando en la

tarea de conducción. Los vehículos más avanzados cuentan con sensores que monitorizan el estado de implicación de éste.

· Colaboración durante la conducción: Los sistemas deben ofrecer asistencia, pero sin restar control del vehículo al conductor.

Resultados del compromiso del conductor del BMW iX3.

Cada uno de estos aspectos es valorado con un semáforo de colores de cinco niveles, basado en una puntuación máxima.

Asistencia de vehículos

Esta parte de la evaluación analiza cómo el sistema de conducción asistida controla el vehículo cuando está en funcionamiento: si reacciona o no correctamente.  En este caso, los protocolos son:

· Asistencia de velocidad

Se analiza si el sistema asiste al conductor, regulando la velocidad a la máxima permitida en la vía, así como a las condiciones meteorológicas, curvas en las carreteras, etc. El sistema ACC (Control Adaptativo de Crucero) es un ejemplo de sistema evaluado en este apartado.

· Rendimiento del control de velocidad adaptativo

El ACC podría tener que hacer frente a eventos más críticos, como vehículos que se cruzan por delante o, en un caso extremo, un vehículo estacionado por delante. Los sistemas bien desarrollados responderán en el momento adecuado a diferentes situaciones, incluidas aquellas poco frecuentes pero muy críticas.

Vehículo aproximándose a un coche detenido en un curva.

Asistencia para la dirección

Un buen sistema iniciará al menos una acción de dirección para ayudar al conductor a realizar el giro correcto y, en caso de curvas cerradas, reducirá la velocidad para garantizar que el giro se pueda realizar sin el máximo esfuerzo.

Resultados de asistencia al vehículo (BMW iX3).

Sistemas de seguridad adicionales

Evalúan como actúan los sistemas de seguridad cuando el conductor no actúa ante una situación crítica. Los protocolos son los siguientes:

Prevención de colisiones

Utilizando los sistemas AEB o LKA para evitar un accidente en caso de que el conductor no intervenga.

Fallo del sistema

En condiciones meteorológicas extremas, como lluvia o nieve intensa, o de que un sensor se haya averiado, será vital informar de ello al conductor y que se desactiven los sistemas.

A partir de junio de 2022 todos los vehículos nuevos vendidos en España deberán llevar varios sistemas ADAS obligatoriamente.

Intervención en caso de falta de atención del conductor

El vehículo debe detenerse de forma controlada cuando el conductor no se haya visto implicado en la conducción durante un largo periodo de tiempo.

Futuro

Como ya se ha ido explicado en anteriores números, sistemas como el AEB (Frenada Autónoma de Emergencia) o LKA (Asistente de Mantenimiento de Carril) comenzarán a ser obligatorios a partir del mes de junio de 2022 para nuevos lanzamientos. Si a este hecho le sumamos que Euro NCAP ha comenzado a evaluar estos y otro sistemas ADAS, se espera que sean cada vez más numerosos los asistentes a la conducción que se incorporen en los nuevos diseños.

Los asistentes en carretera ofrecen grandes beneficios en la reducción de los accidentes. Sin embargo, el conductor ha de conocer su funcionamiento, así como ser consciente en todo momento de que es él el responsable de la conducción y el que ha de tomar las decisiones en situaciones imprevistas en la carretera.

Deja una respuesta