En España circulan 674.000 coches híbridos y eléctricos

Representan el 2,7% del parque de turismos

Madrid, Barcelona, Baleares, Gerona y Álava son las provincias donde hay más vehículos limpios en términos relativos
• Toyota es el fabricante del 60% de los híbridos y eléctricos del país

Los coches de motorización eléctrica se hacen un hueco en el parque móvil nacional. En concreto, en España circulaban 674.017 turismos con motores no fósiles a cierre de 2020. Esa es una de las conclusiones del informe El parque de turismos por tipo de motor. Datos 2020. Este estudio forma parte de Estamos Seguros, la iniciativa de divulgación de la cultura aseguradora desarrollada por UNESPA. Su elaboración es posible gracias a la información aportada por Centro Zaragoza y Tirea.

De los 32 millones de vehículos que hay en España, 24,6 millones son turismos. Los coches se dividen, según el tipo de motor, en diésel (14,9 millones), gasolina (9 millones) y otras motorizaciones (674.017). Este último grupo se compone casi en su totalidad por híbridos y eléctricos. Los motores limpios representan, por lo tanto, un 2,7% del parque de coches.

Los conductores veteranos son los más propensos a manejar un vehículo impulsado por una batería. En concreto, un 2,61% de conductores de entre 51 a 65 años se mueven en un coche híbrido o eléctrico. Los jóvenes (aquellos de menos de 30 años) y los sénior (los que rebasan los 65 años) son quienes presentan menos predisposición a conducir un vehículo limpio.

En España, siete de cada 10 pólizas de automóviles tienen a un hombre inscrito ante el seguro como primer conductor del vehículo. Las mujeres figuran como titulares de los tres contratos restantes. En los vehículos híbridos y eléctricos esta diferencia es algo más acusada. Ellos figuran como conductor habitual el 73,52% de las veces, frente al 26,48% de ellas.

El retrato de conductor parece indicar que la renta es un factor que favorece la adquisición de un vehículo eléctrico. Esto se confirma al realizar un análisis del reparto territorial de los vehículos limpios. Las provincias y los municipios con mayor PIB suelen presentar tasas más elevadas. Otros factores que favorecen la adopción de estos vehículos son el tráfico urbano (híbridos y eléctricos tienen más presencia en grandes ciudades y sus coronas metropolitanas que en zonas rurales) y la existencia de flotas en un territorio (ie. taxis, VTC, alquiler, renting…).

Un análisis de la distribución geográfica de los coches limpios desvela que las provincias con una tasa de vehículos limpios más elevada son Madrid (4,87% del parque móvil local), Barcelona (3,66%), Islas Baleares (2,54%), Gerona (2,46%) y Álava (2,42%). Estos territorios destacan por cumplir alguno de estos factores (o todos): tener una renta superior a la media española, contar con una gran capital o albergar flotas de vehículos amplias que permiten atender la demanda de movilidad de residentes y turistas. Los puestos de cola corresponden a provincias de interior y en las que la población se encuentra diseminada entre varios municipios, en lugar de concentrarse en una gran área urbana. Es el caso de Cuenca, Teruel, Jaén, Zamora y Cáceres. En ninguno de estos lugares la presencia de coches híbridos y eléctricos rebasa el 0,90% del parque móvil local.

Los municipios de España con mayor cantidad de vehículos limpios son, por mero peso demográfico, los más poblados del país: Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla…

Un análisis en términos relativos, es decir, midiendo el peso de las motorizaciones eléctricas en relación con el parque móvil local vuelve a identificar la renta y los atascos como los factores que favorecen la adopción de estos vehículos. Ocho de las 10 localidades con más coches híbridos y eléctricos de España se sitúan en la Comunidad de Madrid. Se trata de Las Rozas, Pozuelo de Alarcón, Rivas-Vaciamadrid, Alcobendas, Madrid capital, San Sebastián de los Reyes, Getafe y Alcorcón. Completan la lista dos localidades catalanas: Sant Cugat del Vallès y Barcelona, en los puestos cuarto y séptimo de la clasificación. Para hacer esta clasificación por municipios se han tomado en consideración solo los vehículos de particulares. Los pertenecientes a flotas se encuentran, a ojos del seguro, en la localidad donde está la sede social de la empresa. Sin embargo, es habitual que se empleen en otra parte. Para evitar esta distorsión, se han excluido en el análisis de los datos por localidades. Sí se han tomado en consideración las flotas, en cambio, para calcular las magnitudes por provincias y comunidades autónomas.

Toyota, a la cabeza de la electrificación

¿Y cómo es el reparto por marcas? En la movilidad eléctrica en España hay un nombre que sobresale con clara diferencia: Toyota. Esta firma nipona fabrica un 52% de los vehículos limpios que circulan por el país, a los que hay que sumar los de Lexus, su filial de berlinas de alta gama, cuyo logo luce en otro 11%. Juntas, estas dos enseñas marcan el frontal del 63% de los coches híbridos y eléctricos del país. Otros nombres presentes en este segmento son KIA, Opel, Dacia y Hyundai. Sus cuotas de mercado en el parque móvil de híbridos y eléctricos existente en España oscilan en torno al 4%.

Los coches limpios más comunes son todos de Toyota y comparten una vocación principalmente urbana. En concreto se trata del Auris, el Yaris, el C-HR, el RAV4, el Corolla y el Prius. Estos seis modelos abarcan la mitad de los vehículos híbridos y eléctricos del país.