EICMA Salón Internacional de la Motocicleta 2016

  • Bosch espera que las ventas de tecnología para motocicletas alcance los mil millones de euros para 2020
  • Bosch ofrece a los motociclistas un futuro más seguro y conectado
  • Para 2021 se espera que la producción mundial de motocicletas alcance los 160 millones de unidades

Milán, Italia – La unidad de negocio de Bosch “Two-Wheeler and Powersports”, con sede en Yokohama, Japón, continúa su penetración en el mercado global de motocicletas. Desde que la unidad fue fundada en abril de 2015, las ventas de tecnología para motocicletas de Bosch han aumentado más del 20 por ciento, mientras que el volumen de producción de los vehículos motorizados de dos ruedas ha crecido menos del cinco por ciento durante el mismo período. La demanda de una mayor seguridad y las soluciones inteligentes de conectividad están impulsando el negocio. “El futuro de la motocicleta no sólo es mayor seguridad, sino también mayor conectividad”, asegura Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH. Los 160 empleados de la unidad en todo el mundo – cifra  que se ha triplicado en el último año -, pueden recurrir a una red mundial de miles de ingenieros y a la capacidad de fabricación del área empresarial Mobility Solutions. Esto les coloca en una posición muy favorable para enfrentar los retos futuros.

cc-kurvengrafik_abs91mp

La mayor parte del crecimiento se llevará a cabo en Asia

“En 2020, queremos alcanzar unas ventas de mil millones de euros en tecnología para motocicletas”, asegura Hoheisel. En el futuro, Bosch generará más de la mitad de estas ventas en Asia. Los estudios indican que para el año 2021, la producción mundial anual de vehículos de dos ruedas alcanzará alrededor de 160 millones de unidades, de las que casi el 90 por ciento se fabricarán en China, India y el sudeste asiático. Esto es, aproximadamente, un tercio más que la producción actual. Los volúmenes de fabricación incluirán predominantemente pequeñas motocicletas y scooters de hasta 250 cc, que, por otra parte, es la forma más habitual de transporte en gran parte de Asia. Los componentes de Bosch cubren todo el espectro del mercado de las dos ruedas: desde el segmento de precios más bajos de Asia, hasta las potentes máquinas con más de 1.000 cc de cilidrada, cuya demanda es más fuerte en Europa, Japón y Norteamérica.

La cartera de productos  incluye sistemas de seguridad, componentes propulsores para motores de combustión interna y vehículos eléctricos ligeros, así como interfaces para conectar motocicletas con smartphones, tablets y servicios conectados.

side_view_assist_a_6da4b31

La seguridad como impulso para el negocio

Como líder del mercado de sistemas de seguridad para motocicletas, Bosch ofrece una variedad de soluciones para hacer frente a uno de los desafíos más acuciantes del mercado mundial de motocicletas como es la seguridad. En Tailandia e Indonesia, por ejemplo, unas 21.000 personas mueren cada año en accidentes de moto. Estudios realizados por los servicios de investigación de accidentes de Bosch indican que, si una de cada dos motocicletas estuvieran equipadas con ABS, aproximadamente uno de cada cuatro de estos accidentes podría haberse evitado. Como el sistema antibloqueo de frenos impide que las ruedas se bloqueen, los motoristas mantienen el control de la motocicleta durante la frenada. Por lo tanto, pueden reaccionar más rápidamente y sin vacilación ante situaciones peligrosas. En todo el mundo, cada vez más países están haciendo obligatorio el uso del ABS en motocicletas. Por ejemplo, en la UE, todos los vehículos motorizados de dos ruedas con cilindrada superior a 125 cc deberán estar equipados, a partir de 2017, con un sistema antibloqueo de frenos.

Desde 1995, Bosch ha fabricado más de dos millones de sistemas ABS para motocicletas. En 2013, Bosch desarrolló el control de estabilidad para motos, MSC, el primer sistema de seguridad “todo en uno” del mundo desarrollado específicamente para vehículos de dos ruedas. Pero todavía existe margen para nuevos desarrollos; así, por ejemplo, con el “Side View Assist”, Bosch ha lanzado el primer sistema de asistencia al conductor para motos del mundo. Al cambiar de carril, el asistente utiliza sensores ultrasónicos para comprobar que no existe peligro alguno en las zonas situadas a ambos lados de la moto – unas zonas que son difíciles de ver para el motorista.

2014-10-09_bosch_keyda492a

Mayor eficiencia y una ruta más divertida

Con su propulsor integrado para vehículos eléctricos ligeros, Bosch aporta soluciones eficientes a la movilidad urbana. Dos sistemas de accionamiento – uno con un motor eléctrico de hasta tres kilovatios de potencia situado en el eje y otro con un motor de apoyo para rangos de potencia superiores a cuatro kilovatios – complementan la gama de motores eléctricos Bosch de hasta 20 kilovatios. El motor, la unidad de control, la batería, el cargador, la pantalla y la aplicación están sincronizados entre sí para formar sistemas flexibles y versátiles para vehículos eléctricos ligeros. Gracias a la rápida aceleración, autonomía y excelente seguridad de este propulsor escalable para vehículos eléctricos ligeros, Bosch está creando la base técnica para disfrutar de rutas duraderas y divertidas.

Las motocicletas conectadas son aún más seguras

Junto con la seguridad y la eficiencia, el deseo por la conectividad es un factor dominante en el negocio de la motocicleta de Bosch. La compañía cuenta ya en su cartera de productos con varias soluciones de conectividad para motos. El dispositivo integrado ICC es un sistema de información desarrollado especialmente para motocicletas que cuenta con una pantalla de tamaño y resolución variables y que, gracias a la última tecnología, es fácil de leer en cualquier situación. Junto con una interfaz Bluetooth, la unidad ICC cuenta con el sistema de integración para smartphone, mySPIN, una tecnología que se encuentra ya disponible para automóviles, y que ahora se ha adaptado para los vehículos de dos ruedas. My Spin es la solución perfecta para compartir información, como las condiciones del tráfico o las preferencias de ruta con otros motoristas. La unidad de control de conectividad CCU de Bosch conecta directamente las motocicletas con la nube o con otros vehículos. Esto hace posible ofrecer funciones tales como el sistema eCall, el servicio automático de llamada de emergencia. Si la motocicleta está involucrada en un accidente, el eCall realiza automáticamente una llamada de emergencia, asegurando que la asistencia llegue más rápidamente. La CCU también puede ayudar a rastrear una moto robada y proporcionar a los motoristas información útil sobre cuestiones tales como posibles puntos de peligro en la carretera, o para advertir a otros usuarios de la existencia de los mismos.

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies