Señalización de ángulos muertos en vehículos comerciales o pesados

Debido al elevado número de accidentes que se producen en zona urbana en los que se ven involucrados usuarios vulnerables, es importante reducir al máximo las situaciones de riesgo derivadas de su convivencia con vehículos comerciales y pesados, detectándose que la mayoría de las situaciones de riesgo en el caso de este tipo de vehículos se debe a la imposibilidad de visión de sus conductores sobre sus ángulos muertos. La nueva señal de advertencia o señalización de ángulos muertos utilizada en vehículos comerciales y pesados tiene como objetivo reducir este riesgo.

Se ha creado una nueva señal cuyo objetivo es indicar a los usuarios vulnerables en zonas urbanas, la importancia de situarse fuera de las zonas no visibles para los conductores de aquellos vehículos que lleven dicha señal.

En el año 2021, casi un 70% de los fallecidos en zona urbana eran usuarios vulnerables, un 37% eran peatones, un 18% usuarios de vehículos de motor de dos ruedas y un 14% ciclistas.

En este entorno, resulta primordial avanzar hacia la protección de usuarios vulnerables y en concreto reducir al máximo las situaciones de riesgo derivadas de su convivencia con vehículos comerciales y pesados. Se ha detectado que la mayoría de las situaciones de riesgo que se producen en relación con un vehículo comercial o pesado se derivan de la imposibilidad de visión de los conductores sobre su entorno inmediato (laterales y parte trasera), lo que constituyen los denominados ángulos muertos.

En este punto, para tener en cuenta la importancia de esta señal, es importante entender que son los ángulos muertos de un vehículo, es la parte del entorno del vehículo que el conductor a través de los retrovisores del vehículo ya sea debido a la propia estructura del vehículo o a la incorrecta orientación de los espejos.

Tanto el elevado porcentaje de accidentes con fallecidos y heridos graves que se producen entre usuarios vulnerables y vehículos comerciales y pesados en vía urbana, como el cambio que se está produciendo en la movilidad urbana y por tanto en la seguridad vial (aumento de movilidad peatonal, ciclista, en motocicleta y en VMP (Vehículos de Movilidad Personal) en las ciudades; incremento de tráfico de vehículos comerciales y pesados por el crecimiento de la actividad logística y las entregas de comercio electrónico; el envejecimiento de la población), son motivos que han llevado a la Dirección General de Tráfico a crear esta nueva señal.

Para dar a conocer dicha señal, la Dirección General de Tráfico ha publicado una instrucción que tiene por objeto definir una señal voluntaria de advertencia de peligro de ángulos muertos, sus características y su correcta disposición en los vehículos a los que va dirigida, con la finalidad de que los usuarios vulnerables puedan advertir el peligro cuando se aproximen a los vehículos de transporte de pasajeros y mercancías señalizados.

La colocación de la señal de advertencia de peligro de ángulos muertos en España es de carácter voluntario.

La creación de esta señal va en línea con iniciativas similares en proceso de implantación en otros países europeos como Francia o varios estados de Alemania. En Francia es obligatorio su uso desde el 1 de enero de 2021, y en Alemania lo promueven con carácter voluntario.

La presente Instrucción recoge una primera medida enmarcada en un conjunto de acciones que se están analizando a nivel de la Unión Europea para la disminución del riesgo de accidente mediante la mejora de la visibilidad del conductor en furgonetas de reparto, autobuses y camiones. El objetivo último es conseguir una mejora de la visión directa de estos conductores, pero hasta que todos los vehículos incorporen sistemas avanzados de ayuda a la conducción (ADAS), la opción de señalización en el propio vehículo, alertando de la existencia de ángulos muertos es de gran utilidad para prevenir el accidente.

En la siguiente gráfica se muestran los lugares dónde el conductor del vehículo comercial y pesado no tiene visibilidad:

La señal, cuya colocación es de carácter voluntario, afecta a:

  • Los vehículos de transporte de viajeros de más de 9 plazas, incluido el conductor (vehículos de categorías M2 y M3 según el Reglamento General de Vehículos).
  • Los vehículos de transporte de mercancías de las categorías N1, N2 y N3.
  • Los vehículos de transporte de residuos en el ámbito urbano (N2 y N3).

Las señales que vayan a ser comercializadas y puestas en servicio en el territorio español deberán cumplir con el diseño y requisitos técnicos definidos en la instrucción, para asegurar la máxima durabilidad y visibilidad. Su comercialización deberá realizarse a través de los establecimientos autorizados y que estén registrados como manipuladores de placas de matrícula con posesión del certificado digital emitido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

La identificación del fabricante deberá estar grabada dentro de un rectángulo de 35×5 mm colocado en el centro del borde inferior de la señal.

Con el fin de conseguir la máxima visibilidad, así como enfatizar y marcar el lateral de los vehículos, la señalización deberá realizarse con material reflectante, con unas partes en color blanco, y con unas especificaciones fotométricas y colorimétricas iguales o superiores a las señaladas en la instrucción.

Queda prohibida la adhesión o fijación en los vehículos de señales de advertencia de peligro de ángulo muerto no conformes según lo previsto en la instrucción de la DGT, a excepción de aquellas reguladas en otros países de la Unión Europea.

Se colocarán de manera que sean visibles en todas las circunstancias y de forma que no puedan obstruir la visibilidad de las placas e inscripciones reglamentarias el vehículo, la visibilidad de las diversas luces y dispositivos de señalización y el campo de visión del conductor. En la instrucción se detalla el número de señales a colocar y la posición en función del vehículo que sea.

¿Cómo deben colocarse las señales en los vehículos?

En autobuses y autocares (M2 y M3), en vehículos comerciales ligeros (N1) y en los camiones rígidos (N2 y N3), se colocarán un total de tres señales por vehículos, se colocarán dos señales laterales, una a cada lado del vehículo, situadas en el primer metro desde la parte delantera del vehículo y como máximo, en el caso de los autobuses y autocares, hasta la vertical inmediata después de la primera rueda delantera, y una señal posterior en el lado derecho de la parte trasera, según el sentido de la marcha. Todas señales se colocarán a una altura de entre 0,90 y 1,50 m del suelo.

La colocación de señales de advertencia de peligro de ángulos muertos no exime del cumplimiento de las disposiciones obligatorias sobre elementos y dispositivos relacionados con la visibilidad (retrovisores y otros equipos que se requieran según el Reglamento General de Vehículos).

En el caso de tractocamiones con remolque: en la tractora se colocarán dos señales en el primer tramo desde la parte delantera, una en cada lado, a una altura de entre 0,80 y 1,50 m del suelo, más una señal en la parte trasera derecha de la cabina. Además en el remolque, se colocarán otras tres señales, dos señales en el primer metro a partir del plato de enganche, una a cada lado, más una señal en el lado derecho de la parte trasera, a una altura de 0,90 y 1,50 m del suelo.

Por último, en el caso de los vehículos de transporte de residuos, se colocarán un total de cuatro señales por vehículo. Dos señales laterales, una a cada lado del vehículo, situadas en el primer metro desde la parte delantera del vehículo, y dos señales en la parte trasera, una a cada lado. Todas ellas, siempre colocadas a una altura de entre 0,90 y 1,50 m del suelo.

Existen casos exceptuados de colocar las señales identificativas, es el caso de los vehículos portacontenedores, portacoches, tractores para semirremolques, vehículos cisterna, vehículos con plataforma y plataformas rodantes en los que es técnicamente imposible colocar las señales. Los criterios de colocación de las señales laterales no serán exigibles a los remolques y semirremolques para los que existe una imposibilidad técnica. Estos vehículos llevarán las marcas laterales en una posición compatible con sus características técnicas.

Se reconoce como equivalente a todos los efectos la señalización de advertencia de peligro de ángulos muertos que pueden disponer vehículos matriculados en otros países de la UE cuando circulen por territorio español.

En el caso de las señales para vehículo de transporte de residuos, son de tamaño más pequeño porque el espacio destinado a colocarla en la parte posterior de este tipo de vehículos es reducido. Por otro lado, son de material metálico para asegurar su durabilidad, pues el vehículo está sometido a procesos intensivos de limpieza, aunque se autoriza su fabricación en cualquier otro material que presente características mecánicas o físicas equivalentes.

La creación de esta señal ha sido fruto del trabajo entre administraciones, ya que desde el primer momento hubo varios ayuntamientos como el de Barcelona, Madrid, Zaragoza, Logroño y del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) – administración supramunicipal de la metrópolis de Barcelona que integra 36 municipios- que han trabajado de forma conjunta con la DGT para diseñar la señal. 

La implicación de estos ayuntamientos en reducir la siniestralidad en sus ciudades les ha llevado a comprometerse a colocar la señal de protección a vulnerables en su flota de vehículos de servicio público.

Los ángulos muertos que se producen en un vehículo, mayores cuanto más grande es el vehículo, suponen un importante riesgo de accidente ya que cuando conduces un vehículo, tu visión no cubre todas las direcciones, independientemente del tipo de vehículo, siempre hay un ángulo muerto que no controlas. Por lo tanto, hay que prestar especial atención a estos ángulos muertos para reducir los riesgos de accidente al máximo. Esta nueva señal advierte a los usuarios vulnerables del peligro que supone situarse en alguna de esas zonas no visibles, para así evitar riesgos.

Deja una respuesta