Nueva línea de investigación de Centro Zaragoza

Influencia de los procesos de reparación sobre las señales de radar de los sistemas ADAS

  • Centro Zaragoza investiga la influencia de los procesos de reparación de paragolpes en el funcionamiento de los sensores de radar ubicados detrás de los mismos
  • Esta línea de investigación, en la que nos encontramos trabajando desde hace algunos meses, alcanza un hito importante con la adquisición de un equipo que nos permitirá analizar la señal de radares de automoción, que operan en la banda de 77 a 81 GHz, al atravesar paragolpes sometidos a diferentes procesos de pintado

El equipo que se ha diseñado y puesto a punto en los meses pasados, siguiendo los requerimientos de Centro Zaragoza, ya ha sido recibido en nuestras instalaciones y se ha testado su correcto funcionamiento. Con él se podrá medir la atenuación y la reflectividad de la señal de radar al atravesar materiales multicapa, como son los paragolpes de los vehículos, que se componen de una base o sustrato generalmente de polipropileno, sobre la que se aplican imprimaciones, aparejos, y pinturas, compuestas de bases de color y barnices superficiales. En los procesos de reparación y repintado de los paragolpes estas capas, aplicadas en origen, se pueden ver ampliadas con nuevas capas, compuestas por diferentes materiales, y todo ello afecta a la permeabilidad de los paragolpes a la señal de los sensores de radar que equipan los vehículos actuales, formando parte de algunos sistemas avanzados de asistencia a la conducción, como el sistema de detección de ángulos muertos, el sistema de alerta de tráfico cruzado trasero, u otros sistemas ADAS.

La caracterización de la influencia de diversos parámetros, como el espesor de las capas de pintura aplicadas en los procesos de reparación o las características electromagnéticas de los materiales empleados en la fabricación de las pinturas, entre otros, nos ayudarán a tratar de establecer unos protocolos adecuados de repintado de paragolpes, en talleres de reparación de vehículos, que manteniendo la plena funcionalidad de los sistemas de seguridad de los vehículos, se alineen con los objetivos de desarrollo sostenible, que implican la necesidad de que la reparación de los vehículos y de sus componentes resulte viable, especialmente en siniestros que se producen con muy elevada frecuencia, como son los roces en las esquinas de los paragolpes.