La luz de emergencia V16 sustituye a los triángulos

El próximo verano se comenzarán a sustituir los triángulos de emergencia, que nos acompañan desde julio del año 1999, por un dispositivo luminoso intermitente. Desde el 1 de julio se podrán utilizar, indistintamente, la señal luminosa V-16 (con o sin geoposicionamiento) o los triángulos de emergencia. A continuación, se explica el funcionamiento, cómo y cuándo utilizar este tipo de señal.

Tal como se indica en el artículo “Los Servicios de Asistencia en Carretera y los Sistemas Inteligentes de Transporte” del presente número de la revista Centro Zaragoza, el Ministerio del Interior ha regulado los servicios de auxilio en carretera, aprobando un Real Decreto cuyo objetivo es garantizar la seguridad en este sector. En este Real Decreto 159/2021, de 16 de marzo, se indica que el sistema de señalización de un vehículo inmovilizado mediante dos triángulos, colocados delante y detrás del mismo, que venía siendo utilizado hasta el momento, será sustituido por un dispositivo luminoso, de color amarillo auto, que se colocará en la parte más alta posible del vehículo y que será obligatorio a partir del 1 de enero de 2026.

La aprobación de este Real Decreto implica modificaciones en el Reglamento General de Vehículos, aprobado por el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, así como el Reglamento General de Circulación, aprobado por el Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre.

Esta nueva señal garantiza su máxima visibilidad y comunicará su activación, desactivación y geoposicionamiento, al Punto de Acceso Nacional en materia de Tráfico y Movilidad, lo que incrementará la seguridad. La información sobre la ubicación del vehículo accidentado se enviará cada 100 segundos y dejará de enviarse una vez se haya remitido la información de desactivación. El coste de las comunicaciones estará incluido en el precio de venta al público y éstas se garantizarán durante al menos 12 años.

El Real Decreto 159/2021 entrará en vigor el 1 de julio de 2021, pero hasta el 1 de enero de 2026 se podrán utilizar tanto los triángulos como la nueva señal luminosa (con o sin geolocalización). A partir del 1 de enero de 2026 el único medio permitido para señalizar incidencias en carretera será la señal luminosa con geolocalización.

La colocación de los triángulos conllevaba tener que salir del vehículo para su colocación, incrementando el riesgo de atropello. Con la señal V-16 el conductor es capaz de señalizar su posición, tanto visualmente como telemáticamente, sin la necesidad de tener que bajarse de su vehículo e incrementar el riesgo de atropello. Según datos de la DGT (sin contar Cataluña y País Vasco) entre 2019 y 2020, 28 peatones fallecieron atropellados en la vía tras bajarse de su vehículo.

La nueva normativa indica que, como norma general, en el caso de que el vehículo esté inmovilizado sin posibilidad de reemprender la marcha y se tenga que salir del vehículo, se saldrá si existe un lugar seguro fuera de la calzada y siempre en el lado contrario al flujo de la circulación, sin transitar o permanecer en los carriles y arcenes. En el caso de no poder salir del vehículo con seguridad, deberemos espera a la asistencia en el interior del vehículo con el cinturón de seguridad puesto.

Este dispositivo luminoso incorpora un sistema de geolocalización que, una vez activado, envía la ubicación del vehículo detenido cada 100 segundos a la nube DGT 3.0.

La señal V-16 indica que el vehículo ha quedado inmovilizado en la calzada o que su carga se encuentra caída sobre la misma. Esta señal luminosa de preseñalización de peligro tendrá las siguientes características:

  • Irradiación: el sistema óptico estará diseñado de forma que la luz cubra un campo de visibilidad horizontal de 360 º y en vertical un mínimo de ±8º hacia arriba y hacia abajo.
  • Intensidad luminosa: la intensidad en el grado 0 debe ser de entre 40 y 80 candelas efectivas, y en los grados ±8º, de un mínimo de 25 candelas. En ambos casos, dicha intensidad se mantendrá durante al menos 30 minutos.
  • El grado de protección IP será al menos un IP54 (resistencia al agua).
  • Estos dispositivos deberán quedarse estables sobre una superficie plana, no desplazándose debido al aire que ejerza una presión dinámica establecida, en la dirección más desfavorable para su estabilidad.
  • La frecuencia de destello deberá estar comprendida entre 0,8 y 2 Hz-
  • Debe garantizarse el funcionamiento de la luz a temperaturas de -10ºC y 50ºC.
  • Mediante ensayos debe comprobarse que los dispositivos cumplen los requisitos anteriormente indicados, en el caso de que los ensayos sean satisfactorios, un laboratorio acreditado para ello emitirá un certificado en tal sentido, indicando las marcas que la identifiquen en la tulipa del dispositivo.

La alimentación de este dispositivo será autónoma, a través de una pila o batería que deberá garantizar su uso al cabo de 18 meses. Se considerará que aquellos dispositivos que utilicen una batería recargable, y siempre que la carga de ésta se pueda realizar en el propio vehículo, cumple con este requisito.

Estos dispositivos deberán incluir en el interior de su carcasa todos los elementos necesarios para su operación, incluidos los de comunicaciones, sin depender en ningún caso de elementos externos como aplicaciones de teléfonos móviles u otros similares.

El listado de todas aquellas marcas y modelos de dispositivos V-16 que cumplan con lo establecido en el Real Decreto, y por lo tanto sean válidos para señalizar un accidente, será publicado en: http://www.dgt.es/v16.

Asimismo, la plataforma de vehículo conectado de la Dirección General de Tráfico permite la creación de la señal V-27, que consiste en un “triángulo virtual”, un aviso que se activará en el sistema de “a bordo” del vehículo para advertir de la presencia de un peligro próximo, cuando este hecho haya sido informado por un tercero a la plataforma de vehículo conectado de la Dirección General de Tráfico. Su incorporación al vehículo será voluntaria y sólo en aquellos vehículos conectados por medios telemáticos, de forma directa o a través de un proveedor de servicios, con el Punto de Acceso Nacional en materia de Tráfico y Movilidad.

Habrá distintos tipos de señales V-16, aquellas más básicas que se activen manualmente, y otras más evolucionadas que se activen automáticamente, al posicionarse sobre una superficie de acero (un fabricante de este tipo de señales ha desarrollado un modelo que puede activarse bien manualmente o bien automáticamente al colocar la señal sobre una superficie férrica plana, patentando la activación automática por inducción magnética), que también se desactivarán al quitarlas de su posición. En el caso de que el vehículo tenga el techo de un material no férrico, como puede ser el techo de cristal, el dispositivo deberá activarse de modo manual.

Los triángulos de emergencia se retiran, según indica la DGT, debido al número de atropellos mortales que se producían cuando los conductores salían de sus vehículos a colocarlos o recogerlos tras haber sufrido un percance en la vía.

Otros tipos más avanzados podrán ofrecer servicios adicionales, a través de su conexión con el smartphone del usuario (no necesario para el aviso a la DGT), a través de bluetooth, que al encenderse la señal V-16 activarán una aplicación que podrá conectar con su compañía de seguros, con el servicio de asistencia en carretera o con el servicio de emergencias 112, proporcionándoles una geolocalización exacta del vehículo.

Esta nueva señal luminosa permitirá a los conductores, en caso de avería, accidente o detención forzosa cuando vayan circulando por la carretera, señalizar la posición del vehículo correctamente y de modo seguro, con el objeto de que el resto de los usuarios sean alertados de la presencia de un vehículo detenido. De este modo se incrementa la seguridad con respecto al uso de los triángulos de emergencia utilizados hasta ahora, que requerían que el conductor se pusiera un chaleco reflectante y bajase del vehículo caminando por la calzada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cinco =