Investigación a prueba de fuego

Con la llegada del nuevo año 2020, comienza la década en la que, se espera que los vehículos de combustibles alternativos comiencen a imponerse frente a los vehículos de combustibles convencionales.

Es labor de Centro Zaragoza, como centro de investigación, desarrollar soluciones para los nuevos desafíos en el sector del automóvil. Un gran reto que se nos plantea es cómo va a afectar la llegada del vehículo eléctrico al sector de la posventa. Y es que el sector del automóvil, no son sólo los grandes constructores, proveedores y clientes, sino también los talleres, los servicios de asistencia o de rescate. En línea con este reto, Centro Zaragoza desarrolló, ya el pasado año, un programa de formación en manipulación segura de vehículos eléctricos. Ya que todos estos colectivos serán los primeros en manipular un vehículo siniestrado, y un riesgo asociado que debemos estudiar, es el riesgo en caso de incendio.

El vehículo eléctrico no se incendia más fácilmente que los vehículos con combustibles convencionales, pero sí que el modo en el que se inicia el incendio y las consecuencias en cuanto a riesgos para la salud, el medioambiente y la reactivación del incendio, en caso de que se vea afectado el paquete de baterías, no son las mismas.

Todo esto ha llevado a Centro Zaragoza a colaborar con la empresa Bridgehill de Noruega, y con los Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza para probar un innovador sistema de extinción de incendios basado en una manta de grandes dimensiones que extingue el fuego eliminando el aporte de oxígeno.

La prueba de incendio nos permitió comprobar como esta manta, al cubrir completamente el vehículo, aísla totalmente de la radiación emitida por el fuego evitando su propagación y la inhalación de humos tóxicos en cuestión de segundos. Además, permite apagar incendios sin necesidad de utilizar agua que diluye elementos muy contaminantes y tóxicos de la combustión de los vehículos que van a parar al subsuelo.

Durante la prueba se demostró la facilidad de reactivación de los incendios en vehículos eléctricos, pudiéndose reproducir el fenómeno denominado escape térmico en la batería del vehículo. Debido a este fenómeno, los incendios en vehículos eléctricos pueden extenderse hasta durante 24 horas. La manta es capaz de soportar estas altas temperaturas durante horas, lo que la hace adecuada para cualquier tipo de vehículo: eléctricos, híbridos o convencionales.

Centro Zaragoza y Bridgehill han decidido afrontar un interesante reto e iniciar la comercialización en España de las mantas que consideran no sólo es un avance muy importante para extinguir incendios de un modo nada agresivo con el medioambiente, sino también una importante herramienta para prevenir la propagación de incendios antes de la llegada de los servicios de bomberos. Por lo que es adecuada para cualquier profesional del sector del automóvil.

Son, sin duda, nuevos retos y apostamos por la innovación como la herramienta fundamental para afrontarlos.