Sistemas ADAS: una nueva oportunidad de negocio para el Taller

Electrónica del automóvil. Sistemas ADAS: una nueva oportunidad de negocio para el Taller.

La evolución tecnológica del automóvil está suponiendo una creciente incorporación de sistemas electrónicos, que representarán el 40% del valor del vehículo a corto plazo. Dentro de estos sistemas destacan los Sistemas de Asistencia a la Conducción (ADAS) que suponen una gran oportunidad de negocio para los Talleres multimarca. Los sistemas ADAS ya se montan de serie muchos vehículos y en 2020 está previsto que se incluyan en el 75% de vehículos nuevos (no solo de alta gama, sino también en gama media y compacta).

ADAS
Los sistemas ADAS contribuyen a aumentar la seguridad en la conducción, ya que incluyen funciones como la frenada automática de emergencia, el control de crucero, el aviso de cambio involuntario de carril o la detección de ángulo muerto. Funcionan gracias a cámaras y radares que van montados en la luna delantera y alrededor del vehículo. Estos elementos deben estar correctamente calibrados para garantizar el adecuado funcionamiento de estos sistemas; de lo contrario, pueden dejar de funcionar y poner en riesgo la seguridad de los pasajeros. De hecho, los propios fabricantes prescriben en el manual de reparación del vehículo la calibración obligatoria de estos elementos, ya que forman parte de los sistemas de seguridad.

Calibración de Sistemas ADAS

Para realizar la calibración de los sistemas ADAS es preciso disponer de un equipamiento específico: un equipo de diagnosis y una herramienta de calibración de cámaras y radares, que funcionan de forma combinada e inseparable. HELLA Gutmann Solutions es, a día de hoy, el único fabricante que ofrece al mercado de la posventa una solución integral para Talleres, cubriendo la mayoría de fabricantes de vehículos. Esta solución multimarca se compone de un equipo de diagnosis, otro de calibración (CSC Tool), 14 paneles para calibrar las cámaras delanteras, laterales y de visión periférica, así como 2 kits para calibrar los radares.

Riesgos y oportunidades

Es importante advertir que el Taller debe cumplir las indicaciones del fabricante del vehículo y si no realiza la calibración de cámaras o radares al reparar un vehículo sería responsable legal en caso de accidente por fallo de algún sistema ADAS.
La evolución tecnológica va a afectar a todos los Talleres, principalmente a los que realizan cambio de lunas (ya que necesitarán calibrar la cámara al cambiar la luna) y a los especialistas en chapa (ya que necesitarán calibrar los radares en caso de golpe). Por tanto, el equipamiento de calibración de sistemas ADAS se presenta como una inversión ante esta oportunidad de negocio y cuya amortización se estima en unos 2 años. Además, conviene señalar que las compañías de seguros lógicamente deberán cubrir el coste de las calibraciones, al ser un trabajo prescrito por el fabricante.
Las principales redes especialistas en cambio de lunas ya están equipando sus Talleres con las herramientas necesarias que les permitan seguir trabajando de forma profesional. Adaptarse a esta nueva realidad del mercado es una excelente oportunidad para el futuro de su negocio.

Toda la información disponible a un clic.

Para ayudar al Taller a familiarizarse con las nuevas tecnologías, HELLA ha impartido un seminario online disponible en www.territoriohella.es, en el que sus profesionales explican cómo hacer un correcto diagnóstico, reparación y calibración. Asimismo, la Zona Premium de Territorio HELLA recoge un vídeo ilustrativo con todos los elementos a tener en cuenta.