Desabollado por sistemas de inducción

En la actualidad se producen tormentas de granizo que producen deformaciones en la chapa del automóvil. Para estos daños de pequeña magnitud, o daños similares no muy profundos es muy conveniente utilizar un equipo de desabollado por inducción realizando la reparación en la mayor parte de las ocasiones sin necesidad de un repintado posterior.

01 – Preparación del equipo

02 – Limpieza de la zona de trabajo

03 – Colocaión de la iluminación. (Para ver el reflejo).

04 – Identificación del daño o daños de la pieza.

05 – Delimitación y marceje del daño.

06 – Regulación del equipo.

07 – En caso de daño de pequeño tamaño, se coloca el cabezal en el centro de la deformación.

08 – En casi de daños de intensidad ligeramente mayor, se comienza en un lado de la deformación finalizando en el centro.

09 – Si al reconformar la deformación de quedado hacia el exterior, se elimina el pico sobresaliente con el puntero de teflón.

10 – Acabado final.

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies