DGT 3.0: Vehículo Conectado y seguridad tecnológica disponibles

Con la plataforma de vehículo conectado DGT 3.0, España consolida su liderazgo en el vehículo conectado al participar en la iniciativa Data for Road Safety. Siendo esta plataforma una de las iniciativas más avanzadas de Europa. La Dirección General de Tráfico (DGT) en la búsqueda de alcanzar el objetivo de 0 fallecidos, 0 lesionados, 0 congestión y 0 emisiones, plantea la utilización de esta plataforma tecnológica que mantenga conectados en tiempo real a los distintos usuarios de la vía ofreciéndoles, en todo momento, información de tráfico en tiempo real y permitiendo así lograr una movilidad más segura e inteligente.

España, a través de la Dirección General de Tráfico (DGT) afianza su apuesta por el vehículo conectado, con su participación en el ecosistema del acuerdo multipartito Data for Road Safety (Datos para la Seguridad Vial) en la que fabricantes de automóviles (Audi AG,BMW AG; Ford Smart Mobility Ltd; Mercedes Benz AG; Volvo Cars y Scania), proveedores de servicios de información de tráfico y autoridades de tráfico vial de los Estados miembros de la UE (Bélgica, Luxemburgo, Alemania Austria, Holanda, Finlandia, España) y de Reino Unido, se comprometen a intercambiar datos de seguridad a largo plazo para hacer las carreteras más seguras. Se trata de la colaboración público-privada más grande del mundo centrada en la mejora de la Seguridad Vial mediante el uso a gran escala de los datos de los vehículos.

Para el intercambio de información los miembros del Data for Road Safety han creado un ecosistema de información de tráfico relacionado con la Seguridad (SRTI, Safety Related Traffic Information) basado en un modelo de reciprocidad en el que los datos anonimizados que se intercambian van a suponer un servicio de seguridad para los conductores, al ayudarles en la toma de decisiones durante la conducción y por ende en salvar vidas.

Una primera demostración del funcionamiento de este ecosistema se realizó entre junio de 2019 y octubre de 2020 con una prueba en la que se proporcionaron decenas de millones de mensajes y en el que los vehículos demostraron que son capaces de producir datos para cinco de las ocho categorías de la prueba de concepto establecidas en el Reglamento 886/2013 de la UE (zona de accidentes sin protección, vehículo averiado, carretera resbaladiza temporal, visibilidad reducida y condiciones meteorológicas excepcionales).

En la movilidad del futuro, la conectividad entre vehículos y gestores del tráfico será esencial para advertir a los conductores sobre las incidencias que pueden encontrarse en sus desplazamientos.

La disponibilidad de información sobre la seguridad relacionada con el tráfico tiene un efecto positivo sobre la Seguridad Vial. Esta información ayuda a acelerar el despliegue de servicios de emergencia y servicios de rescate por parte de las autoridades públicas. La ubicación exacta de los vehículos que han sufrido una colisión o la ubicación exacta de un vehículo averiado, también se comparte en segundos con los proveedores de estos servicios, quienes pueden emitir advertencias para el resto de los usuarios de la vía.

Compartir información gratuita y anónima con otros proveedores de información es fundamental para crear una red que se alimente prácticamente sola y que llegue al mayor número de ciudadanos posible, y no solo a los dueños de vehículos conectados.

Los datos del vehículo en el ecosistema SRTI permiten alcanzar:

  • Una reducción potencial de la duración media de los incidentes del 10% (en el caso de vehículos averiados) y del 19% (en el caso de accidentes de vehículos) como resultado de un tiempo de detección más corto.
  • Un ajuste gradual de la velocidad por parte de los usuarios de la carretera en el caso de que reciban notificaciones en el vehículo de accidentes y de averías.
  • Un enriquecimiento de las fuentes de datos existentes sobre incidentes: más del 91% de las notificaciones de vehículos tienen lugar en la red vial municipal.

El intercambio de información requiere de unas condiciones sobre el uso y acceso a dicha información. Los principios fundamentales de intercambio de información se indican a continuación:

Intercambio de información gratuito

Los datos se intercambian dentro del ecosistema SRTI con el único objetivo de mejorar la Seguridad, sin obtener ninguna compensación económica entre las partes que participan en el intercambio.

Intercambio basado en la reciprocidad

El principio de reciprocidad quiere decir que, si tu obtienes algo, das algo. Cada rol aporta un valor al ecosistema.

Intercambio para mejorar la Seguridad Vial

Los datos recibidos a través del ecosistema SRTI solamente se pueden utilizar para crear información de tráfico relacionada con la seguridad. Estando estrictamente prohibido utilizar los datos del ecosistema SRTI para cualquier otro propósito, ya que los socios miembros consideran que otro tipo de uso tendría fines comerciales.

DGT 3.0 Plataforma de información proporcionada por los vehículos

La Plataforma Inteligente de Vehículo Conectado DGT 3.0 es el canal de recepción de información gratuita, veraz y en tiempo real sobre lo que está sucediendo en las carreteras: obras, accidentes, estrechamientos de carril, eventos deportivos, señal V-16, … que ayudarán a eliminar sorpresas a los conductores. Esta información es de gran valor para todo el ecosistema de movilidad en el territorio nacional, permitiendo así lograr una movilidad más segura e inteligente.

Según indica la DGT, esta plataforma permite mantener conectados en tiempo real a los distintos usuarios de la vía ofreciéndoles en todo momento información del tráfico en tiempo real y permitiendo así lograr una movilidad más segura e inteligente.

En lo que va de año, se han producido dos importantes cambios que nos aproximan a un sistema seguro que se espera alcanzar en 2050 y que supone cero victimas en accidentes de tráfico. En julio se ha hecho efectivo el reglamento que aprueba el uso del dispositivo luminoso V-16, este dispositivo incorporará un sistema de geolocalización que permitirá tener localizadas todas las incidencias, accidentes y averías que se produzcan. Además, este reglamento incorpora que los operarios de vehículos de auxilio en carretea (grúas) deberán comunicar de forma telemática la ubicación del vehículo averiado.

Otras novedades que se producirán son que cualquier operador de infraestructuras de carreteras deberá informar a la nube de la DGT sobre las obras planificadas, punto kilométrico donde comienza y acaba cada una de las que se están ejecutando y en tiempo real.

La plataforma DGT 3.0 permite la interconexión entre todos los actores que forman parte de este ecosistema: fabricantes de vehículos, empresas de alquiler, plataformas de transporte público, ayuntamientos, aseguradoras, fabricantes de dispositivos de conectividad, proveedores de aplicaciones relacionadas con movilidad segura y eficiente y los diferentes usuarios de las vías.

Más adelante, por ejemplo, se podrán conocer los protocolos medioambientales y las zonas de bajas emisiones, según la Ley del Clima en 2030 las ciudades de más de 50.000 habitantes tendrán que disponer de ellas, y cruzar esta información con los datos de etiquetas, y avisar al conductor con tiempo suficiente para buscar una alternativa, de que su vehículo no puede circular. También se podrá identificar a los ciclistas que hay en la vía si, por ejemplo, cada bicicleta lleva integrado un sistema de geolocalización.

Cuando escuchamos movilidad conectada solemos pensar en coches autónomos y conectividad dentro de los vehículos, pero la conectividad llegará a todos a través del teléfono móvil y no requerirá una importante adaptación de las infraestructuras. No será necesario sensorizar toda la red de carreteras ya que se podrán prestar servicios en cualquier vía que tenga cobertura digital 4G o 5G.

Dentro de la plataforma DGT 3.0 se está trabajando en seis casos de uso para transmitir información:

  • Alerta de incidencias genéricas proporcionada por un tercero (vehículo detenido, grúa en calzada, accidente, estrechamiento, carretera cortada, evento deportivo, condiciones meteorológicas adversas, …)
  • Obras planificadas, trabajos en ejecución en tiempo real: carriles afectados, …
  • Previsión de información proporcionada por los sensores de vehículos V2V (V2C) (luces antiniebla, activación limpiaparabrisas, advertencias, ESP, …)
  • Mensaje variable virtual: identificación de las áreas y vías con restricciones de acceso a las ciudades, desvíos, itinerarios alternativos, carriles reversibles, retenciones, …
  • Información semafórica en tiempo real de las fases de semáforos urbanos para todo el territorio nacional y topología de los cruces que ayudará a realizar una conducción más relajada y eficiente, con mayor protección de los usuarios vulnerables.
  • Las señales V-16, que sustituirá a los triángulos de emergencia en carretera estarán conectadas a la plataforma y permitirá informar al resto de vehículos el punto exacto donde se encuentra activa esta señal.

Con el objetivo de eliminar los fallecidos y lesionados, así como eliminar la congestión y las emisiones, coincidiendo con la llegada de la tecnología 5 G a España, la DGT está trabajando para que los vehículos estén conectados con una base de datos central. Este nuevo avance tecnológico, utilizando una aplicación de móvil, permitirá a los usuarios compartir información en tiempo real. Incrementado de este modo la seguridad de los usuarios de las vías, ya que conocerán en todo momento las incidencias que se estén registrando en las mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez − seis =