Las citas previas al taller se duplican por “Filomena”

“Filomena” ha dejado un reguero de citas en el taller y no para conocerse, sino para evaluar su impacto en los vehículos. Y es que el temporal de nieve ha provocado que se dupliquen las citas previas entre el viernes 8 y el domingo 10 de enero, según datos de Euromaster, especialista en el cuidado y mantenimiento integral del vehículo. Un dato que sirve como termómetro para conocer de primera mano la demanda de los servicios de reparación ante los efectos de la nevada y las heladas.

La tendencia prevista es que aumente durante el transcurso de la semana, a medida que se recupere la movilidad y los conductores se encuentren con las averías habituales en estos episodios. Una de las principales es la batería, que sufre ante las caídas de temperatura, un problema que se acentúa al estar el vehículo parado durante varios días.

Otro problema que se pueden encontrar los conductores y obligue a pedir cita en el taller concierne al líquido refrigerante y la pérdida de propiedades anticongelantes, una operación que cuesta apenas 50 euros puede multiplicarse hasta, como mínimo, los 1.000 euros al causar una rotura del motor, por lo que el bolsillo también se verá afectado en plena cuesta de enero.

Asimismo, existen ciertos problemas derivados de circular con cadenas o con fundas. Si el conductor ha optado por las primeras, algunos elementos del coche como la transmisión y la suspensión se ven forzadas, por lo que se acelera su desgaste y puede a posteriori ocasionar problemas mecánicos que obliguen al paso por el taller.

Y, si el conductor ha optado por fundas, más sencillas de poner, Euromaster avisa de que son aptas nada más que para conducir sobre nieve. Si la carretera está despejada del blanco elemento, las fundas enseguida se “volatizarán”.

De nuevo, un hecho excepcional vuelve a acelerar la cita previa en los talleres, cada vez más interiorizada por los conductores españoles a raíz de la pandemia, ya que entonces fue obligatoria para proporcionar seguridad a clientes y profesionales. Por ello, cuando se levantó el Estado de Alarma, la cita previa se triplicó, de tal modo que si antes del COVID-19 sólo el 40% de las operaciones correspondía a clientes que habían pedido cita previa, esa cifra se elevó hasta el 70%. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cinco =

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies