Un buen mantenimiento de los filtros en verano contribuye a mejorar la salud y la seguridad vial

Publicado el

El verano ya está aquí y con él muchas familias iniciarán viajes en coche, probablemente los más largos de todo el año,  para desplazarse hasta su lugar de descanso y tomar unas merecidas vacaciones. Cuando pasamos varias horas en el coche, con niños, adultos, ancianos y con mascotas es muy importante, para la salud y bienestar de todos, que el aire que hay dentro del vehículo esté lo más limpio posible. Para conseguirlo, un buen mantenimiento de los filtros de habitáculo es imprescindible.

Durante los meses de verano los vehículos no solo se exponen a muchos kilómetros, sino también a otros condicionantes como son las altas temperaturas, el polvo, el polen… Estas partículas, junto con la contaminación del aire provocada por el hollín y la abrasión de los neumáticos, contribuyen a obstruir el filtro de habitáculo del automóvil e impiden a este garantizar un aire limpio en el interior del mismo.

Los talleres y distribuidores deben informar a sus clientes que tienen que revisar el rendimiento de sus filtros de habitáculo antes de salir de vacaciones. “Un filtro de habitáculo  tiene que rendir al más alto nivel durante los meses de verano para garantizar una buena visibilidad y una atmósfera saludable para todos los pasajeros”, aconseja Antonio Martínez, Responsable Técnico de MANN+HUMMEL. Para conseguirlo, añade que el filtro de habitáculo se debe reemplazar cada 15,000 kilómetros o una vez al año; sin embargo, las estadísticas afirman que los conductores suelen cambian sus filtros de habitáculo cada seis años.

Las mediciones llevadas a cabo desde MANN+HUMMEL han revelado que, sin un filtro de habitáculo en pleno rendimiento, los ocupantes del vehículo están expuestos a una concentración significativamente mayor de contaminantes que los peatones. Lo que se traduce en un grave problema para los niños y personas alérgicas que van en el automóvil.

¿Cómo funcionan los filtros de habitáculo?

El sistema de ventilación de un coche aspira el aire del exterior que está contaminado con partículas y gases nocivos, al igual que hace un aspirador. Este filtro puede llegar a ingresar al interior del vehículo hasta 540,000 litros por hora de aire. Los filtros de habitáculo MANN-FILTER aseguran un aire limpio en el interior del vehículo, limpian el aire exterior aspirado y eliminan casi el 100% de las partículas dañinas. Con el paso de los meses y las inclemencias del tiempo, el núcleo del medio filtrante se va obstruyendo gradualmente, lo que puede reducir la capacidad del filtro hasta en un 70 %

“Un filtro obstruido y un flujo de aire deficiente pueden tener un impacto en la seguridad vial del vehículo y el riesgo de accidente aumenta considerablemente”, afirman desde la compañía líder en filtración.

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies