Opel Crossland X: combinación de innovaciones.

El Opel Crossland X integra tanto los últimos sistemas de ayuda a la conducción como las últimas soluciones en conectividad.

Los sistemas de ayuda avanzada a la conducción (ADAS, Advanced Driving Assistance System), están dejando de ser sistemas novedosos en cuanto a que cada vez más vehículos los implementan.

Entre estos vehículos se encuentra el Opel Crossland X, que ya integra prácticamente la mayoría de estos sistemas de ayuda.

Sistema de frenada automática de emergencia

El Opel Crossland X dispone de un sistema de un sistema de alerta de colisión frontal con detección de peatones y frenada automática de emergencia.

El sistema va monitorizando el entorno situado por delante del vehículo a través de su cámara frontal, capaz de reconocer tanto vehículos (estacionados y en movimiento) como peatones, de tal forma que en caso de que se produzca una situación de peligro se hace un aviso al conductor mediante una advertencia tanto visual como sonora, asumiendo el frenado del vehículo de forma autónoma en el caso de que el conductor haga caso omiso a las advertencias.

El sistema de frenado automático de emergencia del Opel Crossland X es un sistema de los denominados urbanos, es decir, actúa a bajas velocidades, concretamente en el rango comprendido entre los 5 y los 85 km/h.

Para el rango de velocidad de los 5 km/h hasta los 30 km/h, el vehículo aplica la frenada automática con una deceleración de 0,9g, para disminuir la velocidad en el caso de una situación de emergencia. Por encima de los 30 km/h y hasta los 85 km/h, la aplicación del sistema de frenado por parte del vehículo se ejecuta de forma automática hasta una velocidad máxima de 22 km/h, momento en que el propio conductor debe asumir el resto del proceso de frenado.

“El sistema de frenado automático de emergencia del Opel Crossland X es un sistema de los denominados urbanos, es decir, actúa a bajas velocidades, concretamente en el rango comprendido entre los 5 y los 85 km/h”

Además, el rango de velocidades en que opera el sistema de frenado autónomo de emergencia del Opel Crossland X varía en función del tipo de obstáculo que detecta, siendo de entre 5 y 85 km/h en el caso de obstáculos móviles, de 5 a 80 km/h para obstáculos fijos y de entre 5 y 60 km/h para el caso de peatones.

Sistema de aviso de fatiga

El Opel Crossland X incorpora un sistema de aviso de fatiga del conductor, que controla el tiempo de conducción y la velocidad del vehículo (activo a partir de los 65 km/h), emitiendo hasta tres niveles de aviso. En el nivel 1, el sistema envía un mensaje y alerta sonora al conductor si detecta que se ha conducido durante dos horas a una velocidad superior a 65 km/h, repitiéndose cada hora si el motor no se para para realizar una pausa. En el nivel 2, el aviso y alerta sonora se producen cuando el sistema detecta un comportamiento anómalo o peligroso en la forma de conducir, pasando a convertirse en un aviso de nivel 3, con un mensaje diferente y una alarma sonora más fuerte, después de producirse tres avisos de nivel 2.

Head-up display

El Opel Crossland X dispone de una pantalla de proyección en la línea de visión directa del conductor (Head-up display) que le permite obtener la información más relevante sobre el vehículo sin que tenga que apartar su vista de la carretera.

Los datos que son proyectados en la pantalla son: velocidad actual del vehículo, señales de inicio y fin de limitación de velocidad, velocidad establecida en el control de velocidad de crucero, la alerta de colisión frontal y los datos y dirección establecida en el navegador.

Alerta de cambio involuntario de carril y reconocimiento de señales de tráfico

Mediante la cámara conocida como Opel Eye, el Opel Crossland X monitoriza el entorno de la carretera que se sitúa por delante del vehículo, de forma que dicha información es después utilizada por los distintos sistemas de ayuda a la conducción. Entre dichos sistemas se encuentra el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, que permite informar al conductor de forma permanente de cuál es el límite de velocidad en el tramo por donde circula, mostrándolo bien en el panel de instrumentos o bien en el head-up display.

La cámara Opel Eye también detecta las líneas del carril por el que circula el vehículo, activándose una alarma de aviso (el aviso es tanto visual como acústico) en el caso de que sea detectado que el vehículo se encuentra a punto de salirse del carril sin que exista voluntariedad por parte del conductor (mediante el accionamiento del correspondiente intermitente). Este sistema se activa para velocidades superiores a 60 km/h.

Sistema de detección de ángulos muertos.

El Opel Crossland X incorpora también un sistema de detección de ángulos muertos, donde los sensores avanzados que incorpora en los ángulos de su paragolpes trasero permiten detectar la presencia de vehículos que circulan de forma paralela y por detrás del vehículo por los carriles adyacentes al mismo.

“Mediante la cámara conocida como Opel Eye, el Opel Crossland X monitoriza el entorno de la carretera que se sitúa por delante del vehículo, de forma que dicha información es después utilizada por los distintos sistemas de ayuda a la conducción”.

En el caso de que el conductor manifieste su intención de realizar un cambio de carril, el sistema avisa de la presencia de algún vehículo en dicho carril mediante una señal luminosa que se enciende en el espejo retrovisor del lado al que pretende desplazarse.

Cámara trasera de 180º y sistema avanzado de aparcamiento.

Por un lado, el Opel Crossland X incorpora una cámara de visión panorámica de 180º en su parte trasera que permite al conductor ejecutar maniobras marcha atrás con mayor seguridad. La cámara panorámica incluye zoom, que se activa automáticamente cuando los objetos se encuentran a menos de 70 cm.

Además, la cámara se combina con los sensores traseros para la detección de objetos, así como de la presencia de tráfico cruzando por detrás, en lo conocido como sistema de alerta de tráfico cruzado (RCTA, Rear Cross Traffic Alert).

El Opel Crossland X también cuenta con un asistente avanzado de aparcamiento para facilitar al máximo dicha tarea, ejecutando de forma automática las acciones necesarias sobre la dirección. El vehículo es capaz de detectar aquellos huecos adecuados para el aparcamiento, tomando el control de la dirección de manera que el conductor únicamente debe actuar sobre los pedales y las marchas a engranar, siguiendo las instrucciones que el propio vehículo va indicando.

” El Opel Crossland X incorpora una cámara trasera de visión panorámica de 180º, con función de zoom automático”.

Faros adaptativos inteligentes (AFL LED).

Además de los sistemas mencionados, los faros del Opel Crossland X incorporan los últimos avances en sistemas de iluminación, con la inclusión de faros LED Adaptativos.

Estos faros incluyen entre sus funcionalidades las luces de giro (activadas cuando se realiza un giro de un cierto ángulo, a baja velocidad y con el accionamiento del intermitente correspondiente), y el asistente de luz de carretera, función que detecta el tráfico que se acerca en sentido contrario o bien circula por delante a corta distancia, cambiando automáticamente las luces entre largo y corto alcance.