Neumáticos: comprueba su profundidad y descubre porqué no ahorrar en ellos

El neumático, como único nexo entre nuestro vehículo y la carretera, es un elemento de primordial importancia si de seguridad vial se trata. Además, es un componente extremadamente expuesto al desgaste y más complejo de lo que en un principio puede parecer. Los hay específicos para unas u otras velocidades máximas, los hay pensados para soportar más o menos peso, pero todos, sin excepción cumplen las funciones de dirigir el vehículo, proporcionar fuerza de tracción y freno, amortiguan la conducción absorbiendo baches y escollos encontrados, además de soportar el peso del coche.

Estas funciones garantizan la seguridad del vehículo, por lo que es absolutamente necesario que estén en perfecto estado. Por tanto, deberemos:

  1. Verificar que los neumáticos que lleva nuestro vehículo son de confianza y están en buen estado.
  2. Realizar una conducción eficiente y segura que mantenga nuestras ruedas lo mejor posible
  3. Comprobar a menudo el estado de las gomas. Esto lo podemos hacer nosotros mismos como veremos más adelante.

Neumáticos de confianza

El desgaste al que se ven sometidos los neumáticos puede variar mucho de una a otra situación dependiendo de factores como el tipo de conducción, las áreas de tránsito, la meteorología y el peso que porte el coche, entre otros. Así que nada puede garantizarte que unos neumáticos que tengan 3 meses tengan el mismo nivel de desgaste que otros con la misma antigüedad. Te recomendamos que nunca adquieras tus neumáticos de segunda mano o en un desguace, principalmente por los siguientes motivos:

  • A simple vista es muy difícil ver si la goma está rígida o si están cristalizados.
  • Pueden existir averías internas.
  • En la ITV solo penalizan el dibujo del vehículo, no su fecha de antigüedad, por tanto, puede que estemos comprando unos cauchos a punto de caducar, pero con el dibujo en buen estado.
  • Se desconoce su procedencia previa, y su uso.

Aconsejamos, por tanto, que no acudas a un desguace a adquirir estos repuestos. Entrevistados los trabajadores de la Red de Desguaces Españoles, RO-DES, nos informan de que, a la hora de adquirir un recambio de segunda mano, son muchas las personas que se interesan por los neumáticos sin saber realmente que el ahorro no compensa el riesgo. “Cuando nos contactan, en seguida nos preguntan si disponemos de cierto modelo de neumático, pero jamás por la caducidad de las piezas o su fecha de fabricación, porque existe cierto desconocimiento sobre este tema. Es muy sencillo: A los 10 años de su fabricación el neumático caduca, y a los 5 años de estar colocado, también. La goma pierde propiedades, o se agrieta directamente. Y es realmente peligroso.”

Los neumáticos no son los únicos elementos del coche que deben adquirirse nuevos; otro tipo de recambios, bien por su bajo precio, por tratarse de elementos de seguridad o porque su vida útil es muy corta, tampoco deberían ser adquiridos en un desguace.

Mantenimiento de los neumáticos

Una vez comprado el neumático correcto, hay una serie de medidas que podemos tomar para que su siguiente sustitución sea retrasada lo máximo posible dentro de los límites seguros.

Una conducción eficiente puede reducir el consumo de combustible, reducir el riesgo de accidente, y preservar nuestros neumáticos en buen estado. Para esto último conviene tomar las siguientes medidas:

  • No hacer girar las ruedas cuando el vehículo está parado.
  • Evitar en la medida de lo posible calzadas en mal estado
  • Impedir que el vehículo vaya sobrecargado para que los neumáticos soporten el peso para el que fueron pensados.
  • No realizar frenadas severas, ni tampoco acelerar con brusquedad

Comprobaciones regulares

Suponiendo que hemos realizado todos los pasos adecuadamente, que se han instalado los neumáticos conforme marca el fabricante, que se han alineado, que su presión es la correcta y que los amortiguadores de nuestro coche están en buen estado… ¿Cómo saber cuándo deben ser cambiados?

Como hemos mencionado anteriormente, en un máximo de 5 años deberás sustituir todos los neumáticos, pero su desgaste puede darse antes. Para que no tengas que acudir a un taller cada vez que se te presente la duda, te recomendamos que realices inspecciones visuales a menudo fijándote en si existen deformaciones, posibles cortes, bultos, grietas, roturas e incluso en si hay algún elemento extraño que se haya quedado adherido o clavado al neumático. Cualquiera de estas circunstancias te obligará a su sustitución, pero lo más habitual es que sea el propio desgaste el que origine la visita al taller.

La comprobación de si la rueda está desgastada puede realizarse, principalmente, de dos maneras. La primera es observando los indicadores de desgaste, que son unas cuñas que se encuentran en el surco del caucho. Cuando no haya diferencia de altura entre la cima de esta cuña y el dibujo del neumático, quiere decir que ya no es seguro circular.

Si no encontramos estos testigos, tenemos una segunda opción un poco más “artesanal”. Consiste en comprobar que la profundidad del neumático sea superior a 1,6 mm, pero como suponemos que no todo el mundo lleva un medidor de profundidad de neumáticos en el bolsillo, proponemos utilizar algo más habitual: 1 moneda de un euro.

El borde dorado tiene un tamaño que resulta muy útil, porque, si una vez introducida la moneda en el dibujo, podemos verlo, quiere decir que ha llegado la hora de cambiar el neumático. Si por el contrario no puede verse el borde, quiere decir que el dibujo aún no está tan desgastado como para requerir una visita al taller.

Si tus neumáticos son de nieve el proceso será el mismo, pero esta vez usando una moneda de 2 euros. Esto se debe al que el dibujo, en estos modelos específicos debe ser superior a 4mm. En cualquier caso, recuerda siempre dejar las ruedas en ángulo para realizar la comprobación con comodidad y asegúrate de que el coche está aparcado en llano, y con el freno de mano puesto.

¡Introduce la moneda en diferentes lugares para hacer una comprobación concienzuda! ¿Imaginabas que este elemento tan común podía tener este uso?

Fuente: Red Operativa de Desguaces Españoles (RODES) – www.ro-des.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + 7 =