Las nuevas tecnologías y su incorporación en los vehículos

Publicado el

Un nuevo vínculo de colaboración entre aseguradoras y constructores

La constante evolución tecnológica de los automóviles en los últimos años está provocando cambios continuos en los mismos. Las implicaciones estratégicas y operativas que estos cambios pueden provocar en el ámbito del transporte y la movilidad es un hecho. Este cambio se gestionará de forma más adecuada fomentando la colaboración entre aseguradoras y constructores, dos sectores directamente implicados en este proceso.

La misión de Centro Zaragoza es investigar para generar productos y servicios innovadores que aporten valor a nuestros clientes y al conjunto de la sociedad, y para ello, nuestra visión es liderar la investigación del automóvil orientada a la gestión de daños materiales y la seguridad vial de las personas a través del conocimiento.

En la era de la industria 4.0 en la que nos encontramos, se está produciendo una evolución permanente de los sectores más tecnológicos, entre los cuales, uno de los más afectados es el del automóvil. Pero esta evolución no solamente atañe a su funcionalidad, utilidad u operatividad, sino también a otros aspectos directamente relacionados con él, como puede ser su reparación, o el aseguramiento de los riesgos asociados al mismo.

Centro Zaragoza viene trabajando en este contexto desde hace algún tiempo, con el objetivo de estudiar las nuevas tecnologías que se van incorporando a los automóviles, la reparabilidad de los dispositivos que integran los sistemas de ayuda a la conducción (ADAS) que se van implementando en los mismos, y la repercusión, tanto demostrada como potencial, que estos dispositivos pueden tener sobre la Seguridad Vial.

Pero en esta labor Centro Zaragoza no está solo, ya que cuenta con la colaboración, por un lado, de los constructores de automóviles, como fuente de conocimiento y de información vinculada a los avances tecnológicos que se van incorporando en sus modelos de vehículos, y a las entidades aseguradoras por otro, como gestores de los siniestros que se producen.

Conscientes de la importancia de la colaboración en el ámbito de la reparabilidad de los vehículos, entre constructores y aseguradoras, y con el objetivo de acercar a estos sectores, Centro Zaragoza y Nissan organizaron recientemente una jornada con el inequívoco objetivo de facilitar el establecimiento de propuestas de colaboración entre ambos mundos económicos, en beneficio de todos pero con una clara obsesión por situar en el centro de sus proyectos a los clientes, para satisfacer sus necesidades.

Efectivamente, en una sesión en la que participaron 45 profesionales procedentes de las principales compañías aseguradoras nacionales asociadas a Centro Zaragoza, junto a personal técnico tanto de Nissan Europa, como de Nissan Iberia, y de Centro Zaragoza, se sentaron las bases para analizar conjuntamente el impacto de las nuevas tecnologías a la horade valorar daños y métodos de reparación.

En esta jornada, los intervinientes focalizaron los puntos de debate sobre diferentes aspectos:

  • I. El papel que Nissan como marca, y la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi juegan en el mundo, siendo Nissan la cuarta marca por volumen de ventas y el grupo de mayor tamaño. Se hizo hincapié en el crecimiento en cuanto a valor de marca, destacando los buenos datos que está registrando en las encuestas en calidad de ventas y de calidad en la posventa, con la segunda posición en ambas clasificaciones, y concluyendo que “El objetivo principal de Nissan es convertirse en la marca asiática más deseada”.
  • II. Las propuestas de valor ofrecidas por Nissan para la posventa de sus vehículos. Se analizaron aspectos como la calidad, la innovación en los métodos de reparación, la experiencia del cliente y la eficiencia de los costes. Se explicaron los procesos de certificación en Europa, en los que está colaborando con Centro Zaragoza, así como la convergencia del sector asegurador y los talleres para la adecuada reparación, con innovadores métodos de reparación tanto en carrocerías, como en parabrisas. A este respecto se recordó que “está previsto que en 2020 el 40% de los vehículos en circulación estén equipados con ADAS”.
  • III. Cómo pueden afectar estas nuevas tecnologíasen los siniestros de los vehículos. Se comentóque gracias a la mejora de la seguridad activa que la implementación de los ADAS producirá en losvehículos, se prevé que los accidentes se reduzcany, por tanto, también los partes de reclamación, asícomo la intensidad de los impactos, dado que losaccidentes se producirán a menor velocidad. Estoproducirá una disminución de la severidad de losdaños, y, por lo que el concepto de reparación pued variar, centrándose esta en daños cosméticos, por loque pasarán a ser reparaciones más rápidas; si bien también hay que tener en cuenta que los sensores queincluyen todas estas nuevas tecnologías conllevan unamayor complejidad en su reparación, en caso desiniestro.

Conclusión

La incorporación en los vehículos de las nuevas tecnologías vinculadas a la “industria 4.0”, genera múltiples retos en las prestaciones y servicios relacionados con el mismo. Pero todo reto se puede convertir en oportunidad, si se facilitan los cauces necesarios para que los colectivos implicados puedan identificar sinergias y unir esfuerzos con el objetivo de beneficiar al cliente común, que en este caso es el usuario del vehículo.

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies