Etiquetas de los puntos de recarga del vehículo eléctrico

Ante las múltiples opciones de recarga que coexisten en el mercado, y para facilitar la comprensión, por parte de los consumidores, de la opción de recarga que resulta compatible con sus vehículos, se implantó en marzo de 2021 un conjunto de etiquetas, armonizado para toda Europa, que tanto los vehículos de nueva fabricación como las estaciones de recarga deben respetar desde esa fecha. Las especificaciones técnicas de los requisitos de este etiquetado se establecen en la Norma UNE-EN 17186 sobre “Identificación de compatibilidad de vehículos e infraestructuras. Expresión gráfica para información del consumidor sobre la fuente de alimentación EV”. Con este artículo se pretende facilitar una explicación al usuario que le ayude en interpretación de dichas etiquetas.

La transición al vehículo eléctrico, como medida de gran calado para lograr los objetivos de descarbonización del transporte por carretera, en el camino hacia la neutralidad climática, está siendo más lenta de lo previsto, y algunos estudios realizados por el sector de la automoción señalan que, entre las principales barreras de entrada se encuentran el elevado precio de compra de los vehículos eléctricos y la dificultad de uso. Ambas barreras interactúan entre sí, creando una especie de círculo vicioso que disuade de su adquisición. El elevado precio de los vehículos eléctricos se mantiene por la ausencia de economías de escala y las dificultades de uso están relacionadas, especialmente, con la baja disponibilidad de infraestructuras de recarga y elevados tiempos para realizar la misma, así como con una falta de información para los usuarios, que resulte sencilla y accesible.

Relacionada con este último aspecto, del acceso de la información a los usuarios, surgió la directiva 2014/94/UE relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos, estableciendo la necesidad de ofrecer a los usuarios de los vehículos información clara y sencilla sobre los combustibles disponibles en las estaciones de repostaje y sobre la compatibilidad de su vehículo con los distintos combustibles o puntos de recarga existentes en la Unión Europea. la Norma UNE-EN 17186 desarrolla y regula la implementación de la Directiva 2014/94/UE en España, establece el diseño técnico así como el tamaño de las nuevas etiquetas.

Desde el año pasado se comenzó a utilizar en toda Europa* un nuevo conjunto de etiquetas para los vehículos eléctricos (de batería e híbridos enchufables), así como también para las estaciones de recarga de acceso público, que permiten a los consumidores identificar la opción de recarga que resulta compatible con sus vehículos. La legislación europea exige las etiquetas solo para los nuevos vehículos comercializados por primera vez o matriculados a partir del 20 de marzo de 2021, aunque los fabricantes de vehículos y los operadores de las estaciones de recarga comenzaron a colocar las etiquetas, de forma voluntaria, unos meses antes de esta fecha, en la que comenzaron a ser obligatorias. (* Las nuevas etiquetas se implantarán en los 27 estados miembros de la Unión Europea, en los países del EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y en Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía).

Las etiquetas estarán colocadas sobre los vehículos eléctricos recargables de nueva fabricación, cerca de la toma de carga del vehículo, de forma que resulten claramente visibles, para ayudar al consumidor a seleccionar, de un vistazo, la opción de carga correcta para su vehículo, con seguridad y sin necesidad de conocimientos avanzados de electricidad. El consumidor deberá simplemente hacer coincidir la etiqueta de su vehículo con la etiqueta correspondiente de la estación de recarga.

Los vehículos que deberán llevar estas etiquetas serán los de las siguientes categorías:

  • Turismos
  • Vehículos comerciales, ligeros y pesados
  • Ciclomotores, motocicletas, triciclos y cuatriciclos
  • Autobuses y autocares

Y estas etiquetas figurarán también junto a cada enchufe de carga, así como:

  • En cables de carga separados
  • En el manual del propietario o en el manual electrónico del vehículo
  • En las estaciones de recarga de coches eléctricos EV, al lado de la toma de corriente o junto a la ubicación de almacenaje del cable conector del vehículo
  • En los concesionarios de vehículos, donde podrán ofrecer mayor información a los usuarios

Las etiquetas se colocarán en las estaciones de recarga de vehículos eléctricos, al lado de la toma de corriente o de las ubicaciones de almacenamiento de los conectores del vehículo, en el conector del vehículo de cada ensamblaje de cables o en un indicador pegado en cada cable, cerca del conector del vehículo o en los cables flotantes, si los hubiera. Cuando el terminal de pago o de selección estén separados de la estación de recarga de vehículos eléctricos, la etiqueta se colocará cerca o en el cuerpo del dispositivo selector. En los puntos de recarga, las etiquetas podrán incluir información adicional en el idioma de cada país, dependiendo de los requisitos nacionales.

Una estación de recarga que cuente con varios puntos de recarga deberá colocar etiquetas en cada punto de recarga según el rango de tensión.

Esta nueva normativa europea obliga a identificar, como hemos indicado, cargadores, vehículos y cables eléctricos con unas etiquetas en las que aparece un hexágono regular horizontal en cuyo interior aparece una letra. Para el conector del vehículo y para la toma de entrada del vehículo, se utiliza un símbolo blanco o plateado sobre un fondo interior en negro con la línea exterior blanca o plateada. Para el enchufe y para la toma de corriente, se utiliza un símbolo negro sobre un fondo interior en blanco o plateado y la línea exterior negra. La letra que aparece en su interior depende del tipo de suministro de energía (corriente alterna o corriente continua) y del tipo de conector (tipo 1, 2, 3,…) y el índice de potencia.

Las primeras letras del alfabeto (B,C,D,E) se utilizan para designar la carga en corriente alterna y las letras a partir de la K (K, L, M, N, O) se utilizan para designar las cargas en corriente continua.

José hacer una tabla de este tipo, pero con otro diseño.

A continuación se va a explicar a que se refiere cada una de las etiquetas para corriente alterna:

La B hace referencia al conector de tipo 1, también conocido como conector Yazaki, recibe este nombre porque el diseño original fue realizado por el fabricante Yazaki, o conector J1772. Se trata de un conector implantado en EEUU y Japón. Actualmente, en Europa, podemos encontrarlo en el Mitshubishi Outlander híbrido enchufable (PHEV). En Europa este conector está dejando de utilizarse y es difícil encontrarnos con este tipo de letra. La letra B se encuentra dentro de fondo negro, porque el conector Yazaki solo se utiliza para conectar al coche pero no se va a poder encontrar wallbox que tengan un conector Yazaki para poder conectar un cable de carga. Además, este tipo de conector tiene una limitación técnica que es una tensión máxima de 250 V, y por lo tanto no es capaz de funcionar en trifásico, solamente funciona en monofásico. Limitando de este modo la potencia máxima de recarga utilizando el cargador on board a unos 7,3 kW de potencia.

La C hace referencia al conector de tipo 2, también conocido por conector Mennekes, conector implantado en Europa y China. Es la letra que más se va a ver. Aparecerá en color blanco sobre un hexágono negro en los cables de carga que se conectan a los coches y en los puertos de carga de los coches. Mientras que la letra C en color negro sobre un hexágono de color blanco se va a poder encontrar en la mayoría de wallbox (supermercados, centros comerciales, tiendas, hostelería, …). El conector con letra C, conector Mennekes de tipo 2, puede funcionar hasta 480 V de tensión máxima, y por lo tanto es capaz de funcionar en corriente monofásica y trifásica, en este segundo caso proporcionado hasta 22 kW de potencia alterna, por lo que puede alimentar a coches que tienen cargadores on board de 11, 16 o 22 kW.

La D hace referencia al conector tipo 3A, conocido por conector Scame, únicamente se instala en wallbox por eso solo existen en fondo blanco y no negro, puede funcionar hasta 480 V de tensión máxima. Este tipo de conector podemos encontrarlo en Francia y en Italia pero aquí en Europa no es común, en su lugar encontramos el conector Mennekes. La D en concreto se refiere al conector Scame que funciona en corriente monofásica (tipo 3A).

La E hace referencia al conector tipo 3C, conocido por conector Scame, únicamente se monta en wallbox por eso solo existen en fondo blanco y no negro, puede funcionar hasta 480 v. La E en concreto se refiere al conector Scame que funciona en corriente trifásica (tipo 3C).

A continuación, se va a explicar a qué se refiere cada una de las etiquetas para corriente continua:

La letra K se refiere a la configuración FF, conocida como conector Combo2 o CCS2, limitada a 500 V de tensión, y unos 150 KW de potencia máxima, pero en la mayoría de los casos realmente cargan a 50 kW de potencia.

Explicación interna. 400 V*125 A (he mirado documentación) 50 kW

La letra L como la K se refiere a la configuración FF, o conector Combo2 o CCS2, pero puede llegar a 920 V de tensión, y unos 300 kW de potencia máxima. Actualmente existen pocos cargadores en España que pueda proporcionar esta potencia.

La letra M hace referencia al conector CHADEMO, con un voltaje máximo de 500 V. Se encuentra actualmente en algunos vehículos eléctricos asiáticos, por ejemplo Nissan Leaf, no es habitual encontrar este tipo de conector, no obstante los cargadores de tipo trío ofrecen un cable de carga de conexión CHADEMO.

La letra N hace referencia a la configuración AA, conocido coloquialmente como conector CHADEMO, con un voltaje máximo de 920 V, y unos 300 kW de potencia máxima. No será habitual encontrar este tipo de etiqueta con la letra N en los cargadores de España porque CHADEMO está dejándose de utilizar en Europa.

La letra O hace referencia a la configuración BB, conocido como conector GB/T DC, se utiliza para los conectores utilizados en vehículos eléctricos en China. Tiene una tensión limitada a 500 V, no obstante, este tipo de configuración no se va a utilizar en Europa.

A continuación, se va a detallar cómo se aplican estas etiquetas en un punto de carga y en un vehículo específicos:

En el caso de tener un cargador tipo trio, que es compatible con todos los estándares, permitiendo además la carga simultánea den DC y AC. Por un lado dispone de un cable de carga con conexión CCS2, otro con conexión CHADEMO y un cable de carga con conexión Mennekes.

Este cargador dispone de un cable de carga que sale del cargador y va al coche, por lo tanto, la etiqueta que hay que poner será un hexágono de color negro. Como este cargador solamente proporciona una potencia máxima de 50 kW, el voltaje no puede pasar de 500 V, por lo tanto a este conector le corresponde la etiqueta de hexágono negro con la letra K.

Por otro lado, este cargador dispone de un conector de color azul, se trata de un conector CHADEMO, como la potencia máxima del cargador es de 50 kW, el voltaje máximo del conector CHADEMO es de 500 V, por lo tanto, la etiqueta que ha de aparecer es un hexágono negro con la letra M.

Al tratarse de un cargador de tipo trio, posee un tercer conector que es el conector tipo Mennekes que puede suministrar hasta 43 kW de potencia. En este conector debería aparecer e hexágono de color negro, porque el enchufe va al coche, con la letra C.

En el caso del puerto de carga del vehículo, aparecerá un hexágono de color negro con la letra C, porque lo podemos cargar en corriente alterna, y es de color negro porque es un conector montado sobre el coche.

En el caso de tratarse de un vehículo con una batería de tracción de 800 V, al conector CCS2 para tensiones muy elevadas le corresponde un hexágono negro con la letra L porque tienen alto voltaje.

En el caso de un punto de carga convencional, que es de uso público y tipo poste, en la entrada de tipo 2, conector Mennekes, deberá aparecer la etiqueta de hexágono blanca, por tratarse de punto de recarga y no vehículo, con la letra C.

La existencia de distintos tipos de conectores/enchufes en los cargadores para vehículos eléctricos generan muchas dudas, el uso de las etiquetas que nos tenemos que encontrar en los nuevos vehículos eléctricos y en los puntos de recarga ayudará consumidor identificar la opción de recarga que resulte compatible con su vehículo.

Deja una respuesta