Sustitución de proyector halógeno delantero

El sistema de iluminación del vehículo es uno de los sistemas de seguridad más importantes. Circular con un proyector fuera de servicio o con una intensidad lumínica deficiente aumenta el riesgo de siniestro. Un mal funcionamiento de este sistema debería corregirse cuanto antes dada su importancia. Los faros delanteros son una de las piezas fundamentales de este sistema. Su situación en altura y en la parte frontal del vehículo los convierte, junto al paragolpes y rejilla, en una de las piezas de mayor siniestralidad. A continuación, pasamos a explicar este proceso “paso a paso” publicado en la edición número 86 de la revista técnica Centro Zaragoza:

1.- Según el modelo de vehículo, puede ser necesario desmontar algunos elementos como molduras de faro, rejilla central o paragolpes.

2.- Con acceso libre al faro, se retiran los tornillos de fijación.

3.- Extraer el faro y desmontar las conexiones de las lámparas y del motor de regulación.

4.- Revisar en qué posición se encuentra cada tipo de lámpara, posición, cruce, carretera, intermitente y motor de regulación.

5.- Preparar el faro nuevo, retirar protecciones y lámina de celofán de la lente.

6.- Acoplar conexiones a las lámparas del nuevo faro.

7.- Montaje del faro, apretando tornillos de sujeción y ajustando holguras con piezas colindantes.

8.- Comprobación de funcionamiento de las lámparas y del motor de regulación.

9.- Montaje de elementos de carrocería según el modelo, molduras faro, rejilla y paragolpes.

10.- Regulación del haz de luz del faro con el regloscopio para obtener una proyección lumínica adecuada