Seguridad para furgonetas comerciales 2021

La nueva economía con «permanencia en el hogar» ha generado un aumento de la demanda de servicios de reparto y, como resultado, muchas ciudades han visto un aumento en el número de furgonetas comerciales que circulan por sus calles.  Las furgonetas comerciales, o vehículos comerciales ligeros, son aquellos vehículos diseñados para transportar mercancías o equipos especializados y cuyo peso es inferior a 3,5 toneladas de masa bruta del vehículo.  Las furgonetas se utilizan a menudo con fines profesionales, ya que ofrecen flexibilidad en la carga y pueden funcionar sin requisitos legales estrictos en materia de registro.  Como resultado, su vida útil económica y los kilómetros totales recorridos normalmente superan los de los turismos medios.  Para ahorrar costes de desarrollo y maximizar los beneficios, la «comercialización de un mismo producto con marcas diferentes» es una práctica habitual en este segmento, con un diseño común que comparten varios fabricantes.

Con un mayor número de furgonetas en las calles de las ciudades, aumenta el riesgo de accidentes con presencia de furgonetas.  En toda Europa, el «hombre de la furgoneta blanca» se ha ganado una reputación por su escaso respeto a la seguridad: superar los límites de velocidad, conducir de forma descuidada y no llevar puesto el cinturón de seguridad.  Aunque las furgonetas comerciales no tienen necesariamente una tasa de colisión más alta que otros vehículos de motor, las colisiones con presencia de furgonetas tienden a tener consecuencias más graves para los vehículos que chocan contra ellas.  Según la Comisión Europea, las víctimas de este tipo de colisiones suponen alrededor del 4 por ciento del total de víctimas mortales o con lesiones graves de los ocupantes de los vehículos.  Un gran porcentaje de estas colisiones se debe a la pérdida de control, en colisiones frontales y traseras.

Los factores clave que desempeñan un papel importante en las colisiones de las furgonetas comerciales son la protección contra colisiones de la propia furgoneta (autoprotección) y la compatibilidad entre furgonetas comerciales y turismos (protección de los vehículos implicados), así como el equipamiento deficiente y el rendimiento limitado de los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), una tecnología que puede evitar las colisiones antes de que se produzcan.

Resistencia a las colisiones de las furgonetas comerciales

Las furgonetas comerciales son más altas y pesadas, y suelen tener sus estructuras rígidas a una altura superior a la de los turismos. Normalmente, llevan menos ocupantes pero soportan una carga mayor.  En caso de colisión, la desalineación geométrica, las estructuras rígidas y la mayor masa tienden a penalizar a los ocupantes del vehículo más pequeño, lo que aumenta la probabilidad de que se produzcan lesiones graves o muertes en el turismo.

La seguridad de los ocupantes de las furgonetas comerciales solo se ha beneficiado parcialmente de los avances en materia de seguridad de los vehículos de la última década.  El equipamiento de sistemas de sujeción avanzados suele ser deficiente.  Por ejemplo, de 19 modelos conocidos de furgonetas examinados, solo seis ofrecen de serie dos airbags frontales y ninguno de ellos tiene airbags de cortina laterales de serie.  Concretamente, se pasa por alto la protección del pasajero, ya que a menudo faltan recordatorios básicos del cinturón de seguridad, airbags y limitadores de carga del cinturón de seguridad en el asiento del pasajero.  Esto contrasta con las variantes para el transporte de personas, que han sido probadas por Euro NCAP y, por lo tanto, ofrecen una instalación de serie de este tipo de equipos.

La vida útil económica de una furgoneta y el total de kilómetros recorridos superan a los de los turismos medios

Las recientes pruebas de colisión realizadas por Euro NCAP ilustran de forma específica algunas de las dudas anteriores en materia de seguridad vial.

Serie de ensayos de ADAS

Con el fin de acelerar la instalación por delante de lo que exige el Reglamento de seguridad general de los vehículos (RSG) y para influir en las decisiones de compra de elecciones más seguras, se llevó a cabo una encuesta de equipamiento ADAS y se llevaron a cabo una serie de ensayos de ADAS en las furgonetas comerciales más vendidas del mercado europeo.  En conjunto, estas furgonetas suponen aproximadamente el 98 % de las ventas de furgonetas nuevas en 2019 y representan adecuadamente la situación actual en Europa.

El equipamiento de cada sistema se revisó a partir de fuentes disponibles públicamente en los mercados europeos más importantes (Francia, Alemania, Italia, España, Reino Unido), además de Suecia, Países Bajos y Luxemburgo.  En una segunda fase, los datos fueron verificados por el fabricante del vehículo.  La disponibilidad (de serie, opcional o no disponible) se muestra en un formato gráfico con una tabla correspondiente para cada furgoneta, sistema y mercado, respectivamente.

Las funciones ADAS disponibles (opcionales o de serie) de cada furgoneta comercial se probaron utilizando los protocolos de ensayo Euro NCAP para sistemas de asistencia a la seguridad, adaptados a las furgonetas comerciales en los casos necesarios.  Cada furgoneta llevaba la mitad de su masa de carga permitida, la carga típica de una furgoneta comercial durante su uso diario.  Además, se llevó a cabo una evaluación sistema de recordatorio del cinturón de seguridad para cada furgoneta.

Las puntuaciones de las pruebas de cada sistema se ponderaron y combinaron en una puntuación global para cada furgoneta.  Esta puntuación de rendimiento global ponderada sitúa a cada furgoneta probada en una de las siguientes categorías.

Los choques que involucran camionetas tienden a ser más severos para los vehículos oponentes

Problemas de seguridad

Las furgonetas comerciales siempre serán altas y pesadas en comparación con la mayoría de los demás vehículos. Además, el proceso para cambiar sus diseños resulta lento. Mejorar la compatibilidad entre todos los tipos vehículos en carretera es una prioridad para Euro NCAP y la introducción de la prueba de barrera deformable móvil es un primer paso hacia la consecución de este objetivo.  No obstante, se trata de un proceso lento que durará muchos años.  Por otro lado, los sistemas avanzados de asistencia al conductor pueden evitar que se produzcan colisiones en primer lugar y su disponibilidad puede ser mejorada por los fabricantes e importadores de vehículos de un modo mucho más rápido.

Nuestro estudio de equipamientos revela que la instalación de ADAS en furgonetas comerciales en toda Europa suele ser deficiente, a diferencia de lo que ocurre hoy en día con los turismos.  Euro NCAP ha tenido problemas importantes, no solo a la hora de comprender lo que ofrecen los fabricantes de vehículos a través de su información de marketing, sino también en la búsqueda de ejemplos concretos de furgonetas equipadas con ADAS «disponibles».  En algunos casos, las afirmaciones de los fabricantes de vehículos no se pudieron verificar de forma independiente, y tampoco fue posible obtener furgonetas equipadas en un plazo razonable.  En el mejor de los casos, los ADAS están disponible principalmente como opción, con muy pocas excepciones.

Las mejores marcas en términos de disponibilidad son Ford, VW y Mercedes-Benz, las peores son FIAT, Nissan y Renault.

Al ponerlos a prueba, los sistemas ADAS funcionaron bastante bien, pero se observaron algunas diferencias notables en comparación con los turismos.  Solo unas pocas furgonetas comerciales ofrecen las funciones más recientes, como la detección de peatones y ciclistas, que son tecnologías que ofrecen grandes ventajas en un entorno urbano.  Algunas furgonetas ofrecen sistemas de asistencia para el control de carril, detección de ángulos muertos, advertencia de salida de carril o asistencia para mantenerse en el carril, pero al probarlos no fueron tan eficaces como los de los turismos promedio.  La tecnología de asistencia para el control de la velocidad, si la hay, suele ajustarse manualmente y carece de una función de información acerca del límite de velocidad.  Los recordatorios del cinturón de seguridad suelen venir de serie para el conductor, pero no para los pasajeros delanteros.

Las mejores furgonetas probadas fueron la Volkswagen Transporter, la Ford Transit y la Mercedes-Benz Vito.  Euro NCAP no recomienda la FIAT Talento, la Renault Trafic, la Renault Master, la Opel Movano ni la Nissan NV400, ya que su equipamiento es deficiente o no disponen de sistemas de asistencia al conductor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve − siete =