Ensayo de inspección previa

Esquema de certificación QVP by CZ

La nueva marca de certificación de piezas de recambio QVP by CZ, o pieza de calidad verificada por Centro Zaragoza, que se ha desarrollado en estos últimos tiempos incluye la realización de una serie de ensayos sobre los recambios para la verificación de diferentes aspectos en las piezas.

Para obtener esta certificación QVP by CZ, uno de los ensayos que se debe superar satisfactoriamente, es el ensayo de inspección previa, que consiste en la inspección visual de la pieza previa a su montaje en el vehículo.

En un artículo anterior, se describía el ensayo de adaptabilidad. En esta ocasión se va a comentar otro ensayo que se realiza también en el esquema adaptabilidad verificada de QVP by CZ, como es el ensayo de inspección previa.

A continuación, se van a describir las principales características de este ensayo.

Las piezas que se certifican bajo el esquema “Verified Fitting” (Adaptabilidad verificada) de QVP by CZ deben de cumplir con los requerimientos exigidos por Centro Zaragoza según el MP-QVP-001, en los que se verifica, mediante ensayos realizados a todas las piezas, el acabado y apariencia que presentan y su adaptabilidad en el vehículo. Las piezas que alcanzan esta certificación son incluidas en la base de datos “Recambio QVP by CZ” y pueden ir marcadas sobre la propia pieza, o en sus embalajes, con la etiqueta “QVP by CZ – Verified Fitting”.

Siempre se ha dicho que la primera impresión es la que queda, por ello se recomienda siempre causar una buena primera impresión y con el recambio de carrocería sucede lo mismo.

Para asegurar que esa primera impresión sea buena, el esquema adaptabilidad verificada de QVP by CZ, con su procedimiento MP-QVP-001 incluye una serie de aspectos que se controlan en la Inspección previa al montaje de la pieza en el vehículo.

Identificación de las muestras a ensayar.

En el momento que se recepciona una pieza de recambio, lo primero que hace el técnico reparador es examinarla para comprobar que corresponde con la marca, modelo y versión del vehículo al que va destinada. Posteriormente, revisa su apariencia estética y ya finalmente durante el montaje de la pieza de recambio podrá detectar otras cualidades importantes, que en algunos casos son detectables a simple vista, y que igualmente pueden influir en la sensación general transmitida por la pieza al técnico reparador.

Por ello, un factor importante que se debe tener en cuenta en una pieza de recambio es el aspecto estético que presente la pieza, para ello se realiza este ensayo de inspección previa en el que se valora la apariencia estética de las piezas y se verifica la similitud de forma entre la pieza a certificar y la muestra de recambio original del constructor (OEM).

Se analizan diferentes aspectos como son concretamente que la muestra vaya correctamente identificada, la geometría o forma de la pieza, el acabado de la pieza, de la superficie y de los contornos y bordes, así como el acabado del recubrimiento.

La apariencia estética de las piezas y la similitud de forma entre la pieza a certificar y la muestra de recambio original del constructor son unas características importantes para comprobar en la pieza a certificar, y esta verificación se lleva a cabo en el ensayo de inspección previa.

Para poder identificar una pieza es muy importante que vaya correctamente marcada, para de ese modo conocer en principio su fabricante, pero también para poder seguir su trazabilidad, en caso de que fuera necesario.

La pieza debe estar correctamente identificada.

Respecto a la geometría del recambio, propiamente dicho, se controla que las aristas de la pieza no presenten rebabas o aristas cortantes, tanto en las piezas de plástico como en las de chapa. Que la pieza disponga de todos los orificios necesarios para el montaje de la propia pieza y de sus accesorios, y que estos sean del diámetro adecuado y estén correctamente situados. El recambio debe presentar todas las patillas y pestañas necesarias para su montaje, asegurando que es válido para todas las versiones del vehículo a las que vaya destinado.

Se verifica la geometría de las zonas interiores, es decir de las zonas no vistas una vez montado el recambio. Se revisa que la pieza no presente arrugas o pliegues que dificulten el montaje o ajuste, incrementado innecesariamente el tiempo de intervención.

En cuanto a los sistemas de unión de subconjuntos, tanto en el caso de piezas de chapa como de plástico, se comprueba el sistema de unión utilizado. En caso de que el sistema de unión sea la soldadura por puntos, se verifica el número de puntos, el diámetro y su posición.

Se comprueba la geometría de la pieza.

El ensayo de inspección previa es un ensayo fundamental en la obtención del certificado QVP by CZ, Verified Fitting.

Respecto a los recubrimientos protectores de las piezas de chapa, o de las imprimaciones en el caso de materiales plásticos, se comprueba que se encuentren correctamente aplicados, cubriendo toda la superficie necesaria y proporcionando una buena base para el pintado.

Por último, en el caso de los recambios de piezas de plástico, se comprueba que la identificación del material con el que están fabricados esté claramente indicada, facilitando de esta manera el reciclado y una posible reparación.

Como conclusión, hay que indicar que este ensayo de inspección previa consiste principalmente en la inspección visual exhaustiva de la pieza a ensayar, verificando la similitud de forma entre la pieza a certificar y la muestra de recambio original del constructor (OEM), destacando que al igual que el ensayo de adaptabilidad, es un ensayo fundamental a la hora de la obtención del certificado QVP by CZ, Verified Fitting.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =