Aplicación productos anticorrosivos y antisonoros en carrocería

La reparación de piezas de carrocería en el automóvil incluye devolverle al vehículo sus características originales, incluida la protección anticorrosiva y antisonora que incorporaba de origen y que haya podido resultar dañada en el momento del accidente o durante el proceso de reparación. Por este motivo, será necesario restaurar los productos anticorrosivos para seguir protegiendo de la corrosión a la carrocería del vehículo.

01 – Preparación de los productos y equipos de aplicación.

02 – Las espumas insonorizantes se colocan en el interior de la pieza, donde los incorporaba inicialmente.

03 – Las imprimaciones electrosoldables se aplican en las pestañas, en la zona de unión, antes de la soldadura de resistencia.

04 – Se montan las láminas antivibración, en las piezas sustituidas que ya las incorporaba.

05 – Una vez ensambladas las piezas, se aplica la imprimación anticorrosiva.

06 – Después de la imprimación, se aplica masilla de estanqueidad, mediante un cordón fino en las pestañas de unión donde estaba inicialmente.

07 – Se aplica masilla de estanqueidad pulverizable, en un cordón grueso, en las mismas zonas donde estaba de origen y dándole el mismo aspecto.

08 – En el estribo de la carrocería, se aplica protector antigravilla pintable.

09 – Se aplica la pintura de acabado en la zona reparada.

10 – Una vez pintado, en el interior de los cuerpos huecos, como largueros o estribos, y de paneles de puerta, se aplica cera de cavidades.