Reparación de deformaciones en termoplásticos

Existen deformaciones en las que no se ha llegado a la rotura y que pueden repararse por simple conformación, aplicando calor y presión a la superficie de la pieza. Este tipo de reparación es factible en los plásticos de la familia de los termoplásticos, los cuales se pueden calentar sin llegar a su degradación.

01 – Identificar el plástico de la pieza para comprobar que se trata de un termoplástico

02 – Examinar el grado del daño, las deformaciones con rotura blanca o fisuración del material no se pueden reparar.

03 – Preparar las herramientas: soplete de aire, lijadora rotoorbital y tases de madera y plástico

04 – Limpiar la pieza con agua y jabón.

05 – Regular el soplete de aire caliente a una temperatura adecuada. El material no debe llegar a la temperatura de soldadura.

06 – Calentar la superficie de la deformación por el interior y exterior, calentando más la cara contraria a la de reparación por conformación.

07 – Conformar progresivamente por zonas, ejerciendo presión a la superficie deformada hasta alcanzar la forma original.

08 – Acabar lijando la zona para pasar la pieza a pintura.

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies