Sustitución de una luna pegada

En el proceso de sustitución de una luna pegada es fundamental prestar especial atención a dos pasos, la preparación de las superficies de pegado y la aplicación del cordón de adhesivo. La limpieza de las superficies de pegado, la utilización de los productos intermedios adecuados a cada tipo de sustrato, así como la aplicación regular y uniforme del cordón de adhesivo son necesarias para evitar fallos en el pegado de la luna. Además, no se debe olvidar revisar y respetar las fechas de caducidad y los tiempos de secado de los productos.

(*) Punto 7: Si el resto del cordón de adhesivo es válido, sobre él se puede aplicar directamente el adhesivo nuevo.

1 – Preparación de las herramientas y productos.

2 – Protección del vehículo y zonas de apoyo.

3 – Desmontaje de los accesorios (molduras, limpiaparabrisas, etc) que impiden la salida de la luna.

4 – Corte del cordón de adhesivo con la herramienta más apropiada (tirador manual, cable de acero, etc) y extracción de la luna dañada.

5 -Recortar a nivel los restos de adhesivo viejo del marco dejando 1 ó 2 mm como base.

6 -Limpieza y aplicación del promotor de adherencia a la luna nueva.

7 – Limpieza y aplicación del promotor de adherencia adecuado a los sustratos presentes en e marco de la carrocería. (*)

8 -Reparar los posibles arañazos en la pintura del marco cubriéndolos con un producto con propiedades anticorrosivas.

9 – Aplicación del cordón de adhesivo (sobre marco o luna).

10 – Montar la luna sobre el vehículo y guardar el tiempo de secado del adhesivo hasta su entrega.