Reparación de pequeños daños por tracción exterior

Existen pequeños daños ocasionados en la panelería exterior que no implican necesariamente el uso del tas y martillo para repararlos, sino que mediante el uso de herramientas de tracción exterior se evita los desmontajes de los accesorios situados en la parte interior de las piezas y se recupera adecuadamente la forma original de la chapa. A continuación, se muestran los pasos fundamentales en este tipo de reparaciones mediante el uso de un martillo de inercia.

1 – Identificación y delimitación del daño

2 – Preparación de la máquina de resistencia eléctrica para el soldeo por empuje.

3 – Instalación del martillo de inercia en la pistola de soldeo.

4 – Lijado de pintura en la zona (hundimiento de la chapa) donde se suelda la punta del martillo y en la zona donde se sitúa la masa.

5 – Colocar la masa y soldar la punta del martillo en el hundimiento de la chapa.

6 – Eliminación del hundimiento de la chapa efectuando tiros hacia el exterior con el martillo de inercia.

7 – Giro del martillo para soltar la punta soldada.

8 – Comprobación de la reparación mediante la lima.

9 – Recogida de las zonas sobresalientes con el electrodo de cobre (si fuese el caso).

10 – Comprobación final del resultado de la reparación.

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies