Los servicios de Bosch alivian a los conductores a la hora de buscar aparcamiento

Para Bosch, el aparcamiento automatizado comienza en el propio vehículo, pero va mucho más allá. “Al ofrecer servicios inteligentes, Bosch también tiene en cuenta la ardua tarea que supone para los conductores buscar una plaza libre de aparcamiento, con lo que se ahorra tiempo y se reduce el estrés”, asegura Hoheisel. En Alemania, se necesita un promedio de diez minutos para encontrar una plaza libre de aparcamiento. Bosch reduce esta búsqueda de dos maneras: una, mediante sensores especiales de ocupación en plazas de aparcamiento o parkings que detectan e informan sobre los espacios disponibles. Y, dos, Bosch utiliza los sensores de ultrasonidos que se están convirtiendo ya en equipamiento estándar en un número creciente de vehículos – y los emplea en la búsqueda de aparcamiento en las calles. La información se envía a través de la Unidad de Control de Conectividad y se procesa de manera anónima en la nube de Bosch “Bosch IoT Cloud” para generar mapas digitales de las plazas de aparcamiento. Utilizando un proceso inteligente, Bosch genera un mapa digital basado en un mapa de calles estándar. Los conductores pueden acceder a estos mapas, por ejemplo, a través de internet o mediante el sistema de navegación de su vehículo, y dejarse guiar directamente hasta las zonas con plazas de aparcamiento libres. Además, el sistema aplica métodos de minería de datos para discriminar si el espacio detectado no es una plaza de aparcamiento (por ejemplo, paradas de autobuses o vados) y no etiquetarlo como una plaza de estacionamiento.

“El que los automóviles vayan directamente a las plazas de aparcamiento disponibles significará también una reducción de la contaminación”, señala Hoheisel; sobre todo si se tiene en cuenta que, actualmente, los conductores alemanes recorren un promedio de 4,5 kilómetros cada vez que buscan una plaza de estacionamiento libre. “Con el aparcamiento basado en la comunidad, estamos transformando los coches en sensores del internet de las cosas y haciendo que las ciudades sean más inteligentes”, concluye Hoheisel. Este sistema se lanzará al mercado para todos los conductores en el año 2018, como tarde.

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies