Los filtros para el habitáculo Bosch cuidan la salud, el bienestar y la seguridad de los pasajeros 

Llega la primavera y, con ella, las alergias y el calor

Nuevas unidades de servicio de aire acondicionado

Durante un viaje de una hora de duración, en el habitáculo de un coche entran hasta 100.000 litros de aire. Ese aire que los ocupantes respiran debe de estar libre de polvo, humo, polen, cenizas u otras materias nocivas. Esta es la tarea del filtro para el habitáculo, que, hoy en día, equipan de serie más del 95 por ciento de los vehículos nuevos que se venden en Europa. Bosch tiene una solución adecuada para cada tipo de conductor o vehículo, que va desde los filtros estándar económicos y los filtros de carbón activo eficientes, al innovador FILTER+ para la mejor calidad de aire posible dentro del vehículo.

Filtros para el habitáculo Bosch – mayor bienestar y seguridad

Es fundamental que el filtro para el habitáculo esté siempre en buenas condiciones, ya que proporcionará un aire limpio y sano en el habitáculo. Además, protege el sistema de ventilación – aire acondicionado, calefacción y climatización – y proporciona un mayor confort y seguridad, evitando que las lunas se empañen fácilmente durante la conducción y asegurando, así, una visibilidad óptima y un mayor nivel de concentración del conductor. Bosch recomienda sustituir los filtros para el habitáculo cada 15.000 kilómetros o, al menos, una vez al año. Además, la humedad que se genera durante las épocas de lluvias pueden originar, en el circuito de climatización, incubación de moho y bacterias, por lo que, con la revisión del sistema de climatización y la carga del aire acondicionado, se deberá cambiar también el filtro.

Filter+ – la salud es lo primero

Según SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica), un 30 por ciento de la población española sufre en primavera enfermedades alérgicas. Esto significa que unos 16 millones de personas tienen que soportar síntomas tales como estornudos, picor y congestión nasal.

Además, según sus previsiones, esta primavera será algo más intensa que la de 2017 para los alérgicos al polen. Así, si el conductor o su entorno familiar sufren reacciones alérgicas, el inicio de la primavera puede ser el mejor momento para cambiar el filtro para el habitáculo.

Para estas personas, Bosch recomienda el FILTER+, que es un filtro especial anti polen, donde sus varias capas de material filtrante permiten la retención de las micro-bacterias, separan de forma duradera los alérgenos y los vuelve inofensivos. Al reducir y prevenir reacciones alérgicas como los estornudos, el FILTER+ minimiza las distracciones del conductor, mejorando así también la seguridad en la conducción.

Nueva gama de unidades de servicio de aire acondicionado ACS de Bosch – mayor rendimiento y precisión

Con la llegada de la primavera, también llega el buen tiempo y el calor, por lo que es el momento idóneo para realizar la revisión del sistema de aire acondicionado. Cuando los termómetros pasan de 30 grados, conducir sin enfriar el ambiente no sólo es incómodo, sino que también es peligroso. Una temperatura en el habitáculo por encima de los 30ºC puede llegar a suponer una pérdida del 20% en la capacidad perceptiva del conductor; por encima de los 35ºC los efectos que sufre el conductor son similares a los de una alcoholemia de 0,5 gramos de alcohol en litro sangre.

Un servicio completo de recarga del sistema de aire acondicionado, mantenimiento y cambio del filtro para el habitáculo permite lograr un correcto enfriamiento del interior del vehículo, facilitando una conducción confortable y la máxima concentración del conductor.

Bosch acaba de lanzar al mercado su nueva gama de unidades de servicio de aire acondicionado que engloba los modelos ACS 863, ACS 763 y ACS 753. Las operaciones de mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado R-134a y R-1234yf son así más fáciles y eficientes. Las nuevas unidades ACS integran todas las funciones de mantenimiento, tanto rutinarias como extraordinarias. Estas son controladas y gestionadas fácilmente por el operador, gracias a una innovadora interfaz gráfica de usuario (pantalla a color de 7’’) colocada sobre una consola con control basculante y una aplicación de smartphone que permite al usuario comprobar el estado del equipo ACS en tiempo real.

 

 

La innovadora y exclusiva función de «Alta recuperación» hace que la recuperación de refrigerante sea rápida y eficiente, y permite que el usuario recupere el 99 por ciento del refrigerante del vehículo. Gracias a la bomba de vacío de doble etapa con el mayor caudal del mercado (170 l / min) se consigue una deshidratación más rápida y, sobre todo, más profunda del sistema de aire acondicionado. Se asegura la fiabilidad y precisión de carga (± 15 gramos) del refrigerante mediante un sistema integrado de control de presión y temperatura.

Los nuevos modelos ACS de Bosch también incorporan el innovador sistema de inyección de aceite con dos circuitos independientes, botellas selladas  rellenables por el usuario y lavado de las mangueras de servicio, que se realiza automáticamente al cambiar de tipo de aceite seleccionado para inyectar (PAG o POE). Esto hace que las estaciones sean aptas para usarlas indistintamente con vehículos de combustión o vehículos eléctricos, sin riesgo de contaminación cruzada.

Las nuevas unidades ACS son compatibles con ‘Connected Repair’ de Bosch, lo que aumente su eficacia mediante la integración de procesos digitales y el intercambio de datos dentro del taller. Además, es posible su control remoto desde el smartphone del usuario, mediante la descarga de la aplicación correspondiente.

Contacto para la prensa:

Lorenzo Jiménez

Teléfono +34 91 3279 226

E-Mail: comunicacion.bosch@es.bosch.com