Las nuevas gerencias de MotorLand y Centro Zaragoza abren vías de colaboración para potenciar el uso del circuito de velocidad para actividad de tipo industrial

Ambas entidades inician un nuevo marco de colaboración. El acuerdo aúna la voluntad de desarrollo de la pista de carreras aragonesa como banco de pruebas industriales de I+D+i y el interés y la determinación de Centro Zaragoza, instituto de investigación sobre vehículos, para llevar al circuito sus ensayos, modelos y test de componentes

Las nuevas gerencias de MotorLand Aragón y Centro Zaragoza han sellado un acuerdo de colaboración entre ambas instituciones para trabajar en proyectos de investigación y desarrollo del sector del automóvil. El punto de partida común que ha servido para construir puentes entre las dos entidades pasa por el interés y la determinación de Centro Zaragoza, instituto de investigación sobre vehículos, para desarrollar en el circuito de velocidad del complejo sus ensayos, modelos y test de componentes. Un plan que casa con la firme voluntad de MotorLand de impulsar en un nuevo plan de negocio el desarrollo de la pista de carreras aragonesa como banco de pruebas industriales de I+D+i dentro del sector de la automoción.

El acuerdo fue rubricado en el circuito aragonés por Santiago Abad, gerente de MotorLand, y Carlos Arregui-Dalmases, nuevo director gerente de Centro Zaragoza, durante la celebración de la prueba aragonesa del mundial de Superbikes. De este modo, queda de manifiesto la importancia que para MotorLand supone ser un referente en el mundo de la competición y el poder que tienen estos grandes eventos internacionales como germen de nuevos proyectos ligados al complejo.

La firma de este convenio se produce también a través de la convicción de las dos empresas por aunar esfuerzos y optimizar las sinergias que pueden surgir. Tanto entre MotorLand y Centro Zaragoza, como con el resto de las empresas e instituciones ligadas a MotorLand. Entre los nuevos proyectos que se desarrollarán a corto plazo a través de esta colaboración, integrados en la actividad de pista diaria del circuito, surgirán micropoyectos de investigación. Estos estarán orientados a la generación de grupos de trabajo en el propio circuito de velocidad, a pie de pista.

La experiencia en proyectos de desarrollo biomecánico por parte de Arregui-Dalmases, sumada al conocimiento de Abad sobre medición de dinámica de vehículos a través de sistemas de adquisición de datos, conforma un valioso tándem que añade valor a la colaboración. Ello, unido a otros acuerdos puestos en marcha en los últimos meses por MotorLand, como el firmado con Universidad de Zaragoza, dará pie a la creación de proyectos interdisciplinares ligados a la actividad cotidiana de la pista aragonesa. Empresa pública, empresa privada y Universidad tendrán así en el circuito de velocidad un escenario único para trasladar de forma conjunta la investigación al asfalto.

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del usuario, enviar publicidad adaptada al usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies